¿VIAS NAVEGABLES ECONÓMICAMENTE?

Autor: Lic. Jorge López Laborde

En Brasil, la Agencia Nacional de Transporte Hidroviario (ANTAQ, por sus siglas en portugués: Agência Nacional de Transportes Aquaviários) – creada por Ley Nº 10.233 del 5 de Junio de 2001 reglamentada por Decreto Nº 4.122 de 13 de Febrero de 2002 y cuyo marco legal ha sido establecido por Ley Nº 12.815 del 5 de Junio de 2013 (reglamentada por Decreto N° 8.033 del 27 de Junio de 2013) en lo que hace al sector portuario y por Ley N° 9.432 del 8 de Enero de 1997 en lo que hace al sector hidroviario – es una organización que, vinculada al Ministerio de Infraestructuras (MInfra), integra la Administración Pública Federal indirecta operando en el ámbito de las vías navegables.

Se trata de una autarquía bajo un régimen especial caracterizado por su independencia administrativa, la ausencia de subordinación jerárquica, el mandato fijo y la estabilidad de sus dirigentes (además de su autonomía funcional, decisional, administrativa y financiera) cuyo objetivo es aplicar las políticas formuladas por el Ministerio de Infraestructuras (MInfra), de acuerdo con los principios y directrices establecidos en la legislación, y que fue creada a efectos de regular, supervisar e inspeccionar las actividades relacionadas con la prestación de servicios de transporte fluvial y la explotación de infraestructuras fluviales y portuarias; es decir, abarca los subsectores portuario, de navegación marítima, de apoyo y de navegación interior.

Es así que, la Agencia se dedica “a hacer más económica y segura la circulación de personas y mercancías por las vías navegables brasileñas, cumpliendo con los estándares de eficiencia, seguridad, comodidad, regularidad, puntualidad y moderación de fletes y tarifas” y, al mismo tiempo, “arbitra los conflictos de intereses para evitar situaciones que representen competencia imperfecta o violaciones del orden económico, y armoniza los intereses de los usuarios con los de las empresas y entidades del sector, preservando siempre el interés público”.

Sus ámbitos de actuación incluyen: navegación fluvial, lacustre y fluvial; navegación de apoyo marítimo, apoyo portuario, cabotaje y largo recorrido; los puertos organizados y las instalaciones portuarias situadas en ellos; las terminales de uso privado; las estaciones de transbordo de carga; las pequeñas instalaciones portuarias públicas y las instalaciones portuarias de turismo.

Adalberto Tokarski, graduado como Ingeniero Civil (1986) en la Pontifícia Universidade Católica de Goiás (Brasil) y que ha actuado como “Gerente de Regulación de Navegación Interior” (entre Octubre de 2006 y Setiembre de 2010) y como SuperIntendente de la Agencia Nacional de Trasporte Hidroviario (entre Octubre de 2010 y Julio de 2014) es, actualmente, su Director (desde Agosto de 2014).

La Sociedad Brasileña de Ingeniería Naval (SOBENA) es una sociedad civil, sin ánimo de lucro, fundada en Río de Janeiro, el 15 de Marzo de 1962, que reúne a ingenieros y personas físicas o jurídicas e instituciones relacionadas con la ingeniería naval brasileña. Según sus estatutos, sus principales objetivos incluyen: a) comprometerse con la mejora del transporte fluvial en general, promoviendo e impulsando todas y cada una de las iniciativas encaminadas a este fin; y b) comprometerse con la mejora de la tecnología de la construcción naval en todos sus sectores y ramificaciones, así como en las actividades conexas o subsidiarias.

Cabe destacar que, dicha Sociedad, fue declarada de utilidad pública por el Decreto Federal Nº 97.589 del 22 de Marzo de 1989 y de utilidad pública municipal por Decreto Ley Nº 120 del 20 de Septiembre de 1979.

A lo largo de los años, la Sociedad Brasileña de Ingeniería Naval (SOBENA) ha realizado diversas actividades y eventos tales como Comités Técnicos, Talleres, Eventos Conmemorativos, Congresos y Seminarios.

Uno de dichos eventos, es el ya clásico Seminario Internacional sobre el Transporte y Desarrollo de las Vías Navegables que, entre los pasados 19 y 21 de Octubre de 2021 desarrolló su 12da Edición que, al igual que las anteriores, buscó un debate altamente calificado sobre temas de interés, fomentando la difusión de investigaciones y estudios tecnológicos para el desarrollo de un sistema eficiente y seguro de transporte fluvial de carga y pasajeros en el país.

En dicho evento, Adalberto Tokarski, director de la Agencia Nacional de Transporte Hidroviario (ANTAQ), habló sobre el desarrollo de la navegación fluvial en el Brasil y habló sobre la «Visión de la agencia reguladora en el desarrollo de la navegación interior«.

En dicha presentación mencionó los retos para desbloquear el transporte por vías navegables, con el fin de proporcionar un uso del modo con mayor eficiencia y economía: «Según un estudio de la Agencia, en 2010 teníamos 21.000 km de vías navegables interiores navegables económicamente. En 2018, esta cifra se redujo a 18.616 km, afectando a todas las regiones hidrográficas y encendiendo la señal de alerta de que el sector debe ser tratado como una prioridad«.

Según Tokarski, los casos de las vías fluviales de los ríos Paraguay y Tietê – Paraná, que están paralizadas ante la crisis del agua y la falta de gestión de la misma, son los más graves; pero, recordó que “el transporte de mercancías en la vía navegable del río São Francisco también está paralizado” y que, debido a paralizaciones por similares causas, “…durante 20 meses, en 2014, la Hidrovía Tietê – Paraná perdió credibilidad” tratándose de una vía navegable, que hasta ese año había crecido y transportado 6,1 millones de toneladas pero que nunca volvió a alcanzar ese volumen… “Por lo tanto, refuerzo que es una agenda importante para el país discutir una política para la navegación fluvial que contemple el conjunto: el transporte de carga y de pasajeros, la cuestión de la sostenibilidad y también el uso múltiple del agua«..

Como consecuencia de la paralización de la navegación en el río Paraguay, Tokarski indicó que, actualmente, salen desde Corumbá (Mato Grosso do Sul) 1.000 camiones por día con mineral de hierro hacia Argentina ya que Vale, propietaria del mineral, tiene que cumplir sus contratos con una empresa siderúrgica argentina (y dicho transporte no sólo genera importantes perjuicios económicos sino que también ambientales).

Según el Director, incluso con todos estos problemas, el transporte interior creció un 46% en el periodo 2010 – 2020, alcanzando un total de 110 millones de toneladas de carga durante el año 2020.

La soja, seguida por la bauxita y el maíz, fueron las mercancías más transportadas por los ríos brasileños durante el año 2020 (con un total de 26,29 millones de toneladas); dichas cifras incluyen tanto el cabotaje como el transporte de larga distancia por las vías navegables interiores.

Considerando sólo el transporte de carga, la evolución durante el período 2010 – 2020 fue del 72% habiéndose transportado, en el año 2020, 39,4 millones de toneladas de las cuales 13,22 millones de toneladas correspondieron a la soja y sus derivados.

Finalmente, corresponde indicar que, Adalberto Tokarski, Director de la Agencia Nacional de Transporte Hidroviario (ANTAQ), también mencionó la importancia del transporte multimodal para la logística del Brasil indicado que, para que la multimodalidad sea una realidad, es imprescindible reducir la burocracia, agilizar los procesos internos, modernizar la normativa, inducir y actuar en acciones y debates multisectoriales que conduzcan a la reducción de las barreras que afronta el sector así como al uso regular e integrado de los diferentes modos de transporte ya que «…Sólo así conseguiremos racionalidad logística y eficiencia en el transporte de personas y mercancías«.

Para finalizar el artículo, quisiéramos detenernos en un concepto – muy importante – que puede haber pasado inadvertido para el lector…

Líneas arriba indicábamos que Adalbarto Tokarsky había indicado que «Según un estudio de la Agencia, en 2010 teníamos 21.000 km de vías navegables interiores navegables económicamente” y que “En 2018, esta cifra se redujo a 18.616 km, afectando a todas las regiones hidrográficas y encendiendo la señal de alerta de que el sector debe ser tratado como una prioridad”.

He aquí un concepto que no puede pasar inadverido: Vía navegable interior navegable económicamente

¿Vía navegable económicamente?

En los estudios referidos a los sistemas fluviales y al transporte fluvial de carga y pasajeros de un cierto país es común encontrar la afirmación de que dicho país posee “XXX km de ríos de los cuales XXX km son potencialmente navegables”; sin embargo, rara vez – por no decir nunca – se ofrecen las bases en la que se sustenta tal afirmación.

En Brasil, se ha elaborado una metodología orientada a la adecuada estimación de la realidad del transporte fluvial de carga, de pasajeros y/o de carga y pasajeros (es decir, mixto) que se basa en información real, objetiva y demostrable, que considera la información existente sobre el origen y destino de la navegación fluvial y en la que se considera como “vía navegable económicamente” a aquellos tramos que – efectivamente – son utilizados como medio de transporte y en los que, además, existen “prestadores de servicios” (lo que, en definitiva, indica que se trata de una actividad “económicamente sustentable”).

Es así que, desde el año 2011 y cada dos años, se realizan estudios – actualmente desarrollados por la Gerencia de Desarrollo y Estudios (GDE) de la Superintendencia de Desempeño, Desarrollo y Sostenibilidad (SDS) de la Agencia Nacional de Desarrollo Hidroviario (ANTAQ) – que identifican la extensión de las vías navegables económicamente durante dicho período.

Los últimos disponibles corresponden al año 2018 e indican que la región hidrográfica del Amazonas, con 15.014 km navegables económicamente, representa, aproximadamente, el 81% del total de dichas vías seguida por las regiones hidrográficas de Tocantins – Araguaia (7,2%) y Paraná (6,8%); lo anterior, en comparación con los datos del año 2016, significa que la longitud de las “vías navegables económicamente” tuvo un descenso del 4,4% (habiendo pasado de 19.464 a 18.616 km).

Brasil: Sistemas fluviales (ríos) Brasil: Vías navegables económicamente (2018)

Las vías fluviales y lacustres de un país son de particular importancia por su potencial al desarrollo económico a través de sus capacidades para el transporte de carga y pasajeros; en particular, por su capacidad de transportar importantes volúmenes de carga en grandes distancias y con menores costos logísticos en comparación a otros modos de transporte.

No obstante, al referirse a ellas, es necesario realizar ciertas distinciones básicas:

  • Por un lado, tenemos a los sistemas fluviales, a los ríos, que son definidos por el Diccionario Hidrográfico de la Organización Hidrográfica Internacional (1996).como “una corriente relativamente larga de agua natural” y en los que se pueden realizar – o no – diferentes tipos de navegación que asume características particulares según sean sus objetivos y la embarcación utilizada a tales efectos.
  • Por otro, tenemos las vías navegables económicamente que se refieren a aquellos sistemas fluviales (navegables) – o tramos de sistemas fluviales (navegables) – que son efectivamente utilizados como medio de transporte de carga, de pasajeros y/o de carga y pasajeros y en los que, además, existentes “prestadores de servicios” que desarrollan una actividad “económicamente rentable”.
  • En última instancia – y en un nivel superior – tenemos las Hidrovías que representan una vía navegable diseñada bajo ciertas características y en la que se han realizado obras de ingeniería orientadas a facilitar la navegación de una cierta embarcación, considerada como la “embarcación de diseño”, y en la que, además, se suele contar con diversos elementos que actúan como “ayudas a la navegación” (señalización, derroteros, cartas náuticas, etc.).

En definitiva, algo debe quedar en claro…

La existencia de un río, de un sistema fluvial,
e incluso la existencia de un cierto tipo de navegación en el mismo,
no necesariamente significa
que se esté en presencia de una vía navegable económicamente
y – mucho menos – de una Hidrovía

Fuentes:
https://www.gov.br/antaq/pt-br/acesso-a-informacao/institucional
https://sobena.org.br/
https://www.gov.br/antaq/pt-br/noticias/diretor-da-antaq-fala-sobre-desenvolvimento-da-navegacao-interior-no-12o-seminario-internacional-da-sobena
https://www.gov.br/antaq/pt-br/noticias/estudo-da-antaq-atualiza-a-extensao-da-vias-aquaviarias-interiores-economicamente-navegadas-ven-para-o-ano-de-2018
Organización Hidrográfica Internacional – OHI (1996). Diccionario Hidrográfico. Publicación Especial N° 32. Versión Española de la Quinta Edición. Mónaco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí