UN ANÁLISIS DEL COMPLEJO “SOJA” EN BRASIL

La Bolsa de Comercio de Rosario, en su Informativo Semanal correspondiente a la Edición N° 2015 del 20 de Agosto de 2021, ha publicado, bajo el título “Evolución y Desarrollo del Complejo de Soja en Brasil” y la autoría de Alberto Lugones y Emilce Terre, un completo análisis del estado actual del complejo “soja” en la República Federativa del Brasil que, por su importancia, reproducimos a continuación (tal como lo hicimos para estudios similares correspondientes a la República del Paraguay, ver la Edición N° 43 del 9 de Julio de 2021, y el Estado Plurinacional de Bolivia, ver la Edición N° 46 del 20 de Agosto de 2021):

EVOLUCIÓN Y DESARROLLO DEL COMPLEJO DE SOJA EN BRASIL
Alberto Lugones – Emilce Terre

Bolsa de Comercio de Rosario, Informativo Semanal, Edición N° 2015 del 20 de Agosto de 2021

Brasil se ha constituido como el mayor proveedor de poroto de soja a nivel mundial. Asimismo, ha desarrollado un complejo industrial de procesamiento que provee tanto al mercado interno como al externo, siendo el segundo mayor exportador de subproductos.

En la presente nota se realizará un análisis de la cadena de soja en Brasil, realizando un detalle de la evolución productiva que se ha tenido a lo largo de los últimos 20 años, la cual llevó al país vecino a ser el principal proveedor de poroto de soja a nivel mundial y el segundo mayor exportador de subproductos de la oleaginosa.

El incremento de producción de soja en Brasil de los últimos 20 años se sustenta tanto en la mayor superficie destinada a la oleaginosa como en la fenomenal mejora de la productividad.

En relación con el primer punto, desde los 14 millones de hectáreas que se sembraban en la campaña 2000/01, en las últimas dos décadas la cobertura se ha más que duplicado y sólo 2 de las últimas 21 campañas se observó una caída del área sembrada.

En la última campaña, según los datos de la Companhia Nacional de Abastecimento (CONAB), 38,5 millones de hectáreas fueron sembradas con soja, resultando en el récord histórico de siembra, mientras que se superó en casi 1,6 M ha el registro del año anterior.

Para poner en perspectiva, lo que en Brasil se siembra con soja equivale al total de la superficie sembrada con los diferentes cultivos de la República Argentina.

Otro de los factores que le brindaron impulso a Brasil para superar sus resultados productivos son los rendimientos. Este factor se desenvolvió de una manera análoga al área, presentando una clara tendencia positiva en los últimos 20 años. Así, en Brasil el rinde promedio nacional pasó de 2.750 kg/ha a 3.530 kg/ha, aproximadamente, implicando un incremento de más de un 28% en 20 años. Este incremento se ha dado debido a la aplicación de mayor tecnología en los cultivos, incluyendo aquí el desarrollo de la industria semillera, posibilitando con ello notables mejoras en cantidad y calidad de producción agropecuaria.

Estos factores combinados generaron aumentos en la producción brasileña de soja al punto de más que triplicar los resultados en cuestión de 20 años, pasándose de 38,4 Mt en el ciclo 2000/1 a 135,9 Mt para la cosecha 2020/21. Esto llevó a Brasil a ser el principal productor mundial en 3 de los últimos 5 ciclos comerciales, luego de que en los últimos años Estados Unidos cediera su posición como máximo productor y exportador de poroto a nivel internacional.

El grueso de la producción de nuestro país vecino proviene de los estados de las regiones del centro y del sur. Entre estas regiones se destacan las producciones de Mato Grosso, con casi 35,9 Mt, Paraná de 20,8 Mt y Rio Grande do Sul con 19,9 Mt, ya que estos 3 estados en conjunto generaron aproximadamente el 56% del total de la oleaginosa. No obstante, la producción de la oleaginosa se extendió en la campaña 2020/21 por 19 estados de Brasil.

El posicionamiento de Brasil en el comercio internacional de la oleaginosa convierte a este país más determinante en el abastecimiento de poroto a nivel internacional, ya que, según los datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), el gigante sudamericano proveerá el 50% del comercio internacional de los porotos de soja en la campaña actual, puesto que las exportaciones estimadas para este período son 83 Mt, mientras que a nivel mundial el comercio moverá 165,4 Mt. Por otra parte, también se encuentra entre los mayores proveedores de subproductos a nivel mundial, aportando exportaciones totales por 16 Mt de harina de soja y 1,3 Mt de aceite de soja, lo cual representa el 23,6% y 10,4% del comercio internacional, respectivamente.

Brasil se encuentra por detrás de Argentina en las exportaciones de productos derivados de la oleaginosa puesto que el consumo interno brasileño absorbe la mayor parte de la producción nacional. En este sentido, la industria brasileña poseía en noviembre del 2020 una capacidad de procesamiento instalada de 62,5 millones de toneladas.

Teniendo en cuenta el gran incremento que tuvo la producción de soja en Brasil, el procesamiento de la oleaginosa de dicho país fue acompañando parcialmente la evolución y, en los últimos años, se han superado los 40 millones de toneladas de soja procesada internamente, resultando en una utilización promedio del 68% si se toman los últimos 5 años de la actividad.

Finalmente, el mercado interno de Brasil posee un elevado poder de absorción de harina y aceite de soja debido a la utilización de estos subproductos como insumos. En este sentido, según los datos de ABIOVE (Associação Brasileira das Indústrias de Óleos Vegetais), en los últimos 5 años las ventas de harina de soja en el mercado interno representaron el 51% de la producción, mientras que en el caso de los aceites la absorción doméstica fue del 86%.

PROYECCIONES 2021/22:

Según las estimaciones más recientes del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), la cadena sojera de Brasil mantendría en el próximo ciclo nuevos registros récords, destacándose un área a sembrarse de 40,3 M ha y una producción de 144 Mt, superando las 38,5 M ha y 137 Mt de la campaña actual, respectivamente. Además, el procesamiento estimado por el ente norteamericano para la próxima cosecha es de 47,7 Mt, resultando en 36,5 Mt de harina y 9.7 Mt de aceite de soja, datos que, en caso de efectuarse, también representarían récords históricos para el crush de soja brasileño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí