Último momento… (sobre el cierre)

Desde que iniciamos el Boletín Informativo Marítimo nos propusimos realizar una publicación digital que brindara información técnica y profesional que aportara al Sector de la industria Marítima, Naviera y Portuaria, que sirviera para construir, que fuera un insumo más para la toma de decisiones, tanto empresariales como corporativas y gubernamentales. También nos propusimos evitar polémicas y todo aquello que pudiera desviar la atención del objetivo central… y lo hemos intentado.

La gran duda surge cuando comenzamos a tocar temas que representan decisiones políticas de los Estados y, en ese caso, todo parece desvirtuarse ya que un artículo, un estudio, una investigación o una opinión puede afectar intereses políticos y empresariales que, en algunos casos, mucho distan de los de la ciudadanía.

En ese caso tenemos tres opciones: a) no tocar el tema y hacer como que si nada sucediera; b) tratar el tema bajo las palabras de las Autoridades de turno; y c) tratar el tema con objetividad y profesionalismo (aunque esto signifique cuestionar las decisiones de las Autoridades y ser objeto de críticas).

Cuando se anunció la Hidrovía del Río Uruguay como una solución para la producción brasileña, argentina y uruguaya realizamos un minucioso y detallado estudio del que surgieron diversas preguntas que pueden resumirse en tres: ¿Qué carga transportará? ¿Qué estudios la fundamentan? ¿Quién asumirá los cuantiosos costos de las obras?

Cuando tuvimos que cuestionar el dragado a 14 m del puerto de Montevideo… una obra destinada a cumplir con el contrato firmado por los anteriores gobernantes con UPM – y mantenida por el actual Gobierno – lo hicimos y dicho artículo fue tomado, por otros profesionales que, como nosotros, entienden del tema, para demostrar que el mismo no sólo no es económicamente conveniente sino que, además, no es oportuno.

Cuando desde la Administración Nacional de Puertos (ANP) se anunciaba el crecimiento del puerto de Nueva Palmira, nosotros revisamos los números y fue así que detectamos que la noticia era errónea porque en las estadísticas del año anterior (2019) se habían omitido sumar, en la sección “Trasbordos”, 249.890 toneladas de Soja correspondientes a la operativa Buque – Tierra – Buque.

Y es bueno reconocer que desde la Administración Nacional de Puertos (ANP) se corrigieron las estadísticas y que en la Web oficial ya pueden verse que en Nueva Palmira y en el año 2019 las cargas totales movilizadas ascendieron a 2:544.125 toneladas (https://www.anp.com.uy/sites/default/files/archivos/parrafo-colapsable/2021-01/02%20-%202019.pdf).

Pero cualquier persona sabe que 2:544.125 (las toneladas movilizadas en el año 2019) es más que 2:505.597 (que fueron las toneladas movilizadas en 2020) y, por eso, cuando en la página Web de la Administración Nacional de Puertos (ANP) se continúa publicando “Crece el Puerto de Nueva Palmira” afirmándose que “El puerto de Nueva Palmira crece un 9 %, consolidándose en la Hidrovía Paraná – Paraguay”… lo que fue un error se convierte – lisa y llanamente – en una MENTIRA OFICIAL.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí