TURISMO NAUTICO (III): IDEAS PARA EL DISEÑO DE UN BARCO PARA PROYECTOS DE TURISMO NÁUTICO O ECOTURISMO EN EL RÍO URUGUAY

A efectos de ilustrar acerca de un tipo de barco que, de acuerdo a mi criterio y experiencia, sería adecuado y exitoso para trabajar en turismo náutico en el río Uruguay, a continuación presento algunas ideas básicas, con ilustraciones, basadas en mi conocimiento de este río y mi experiencia anterior en arquitectura naval, dado que he diseñado, desde los años 80´s, más de 20 veleros, de los cuales varios de ellos navegan exitosamente en varias parte del mundo y, precisamente, en trabajo turístico.

He basado estas ideas, en lo posible, en las canoas existentes en el río Uruguay, que son parte de la cultura náutica local y representan una herencia de muchas generaciones y, además, tienen cualidades notables.

Las canoas del río Uruguay: Un antecedente de “náutica étnica”

Desde hace muchos años he observado y admirado estas canoas artesanales que existen en ambas costas del río Uruguay. Construidas en chapas de acero, de aluminio remachado, o de tablas de madera, tienen un origen antiguo y han ido evolucionando de acuerdo al uso de cada lugar, que puede ser la pesca o el movimiento de personas y cargas livianas.

En general son livianas, de fondo plano y mínimo calado, de poca manga en relación a su eslora, simples, económicas, funcionales y de fácil propulsión.

UN BARCO IDEAL PARA TRABAJAR EN TURISMO NÁUTICO

A continuación expongo algunas ideas sobre un posible barco para navegaciones de turismo náutico. Su casco tiene la influencia en el diseño de estas notables canoas…

Asimismo, al solo efecto de ilustrar tales ideas, presento algunos dibujos y una descripción del que, de acuerdo a mi criterio, sería el barco ideal: un moto – velero optimizado para la navegación en ríos, lo cual, además de otras ventajas que se describen a continuación, lo hace más atractivo para el turismo.

Las características deseables para este barco pueden ser resumidas de acuerdo a los conceptos siguientes:

  • Casco de fondo plano, similar a las canoas del río Uruguay. Poca manga y bajo desplazamiento relativo. Fácil propulsión, a baja potencia. Bajo calado. Simple y fácil de construir, operar y mantener.
  • Capacidad para alojar a bordo 6 a 8 tripulantes – turistas, incluyendo dos camarotes separados, con camas matrimoniales, más un patrón y ayudante. Total 8 a 10 personas.
  • Bajo calado, no mayor que 1,20 m, a fin de poder acceder a lugares de interés especial, como riachos, arroyos, pasar sobre barras arenosas y varar la proa en islas y costas para poder desembarcar.
  • Bote auxiliar liviano, preferentemente de aluminio de 5 m de eslora, con motor fuera de borda de 15 HP, para 5 personas, fácilmente operable y estibable en cubierta.
  • Timón externo, desarmable sin necesidad de sacar el barco a tierra, para mantenimiento y/o reparaciones.
  • “Quillote” de acero, prefabricado, con 4200 kg de plomo en su parte inferior. El resto del quillote será usado como tanque de combustible con capacidad para llevar hasta 800 litros en su interior.
  • Capacidad de poder navegar a vela y/o máquina. Muy buena performance, tanto a vela, con vientos no de bolina, como a máquina y también en un régimen de navegación mixto de vela y máquina, usando poca potencia.
  • Velocidad de crucero, navegando sólo a máquina, de 7,8 nudos (aprox. 14,4 km/h), consumiendo aproximadamente 8 litros de combustible por hora.
  • La capacidad de navegar a vela, o a vela y máquina, hace que este barco sea muy atractivo para los turistas/tripulantes que embarquen y lo hace ideal para programas de educación, usándolo como barco escuela. Además, se podrá bajar sustancialmente la “huella de carbono” de las navegaciones y el costo en combustible. Podemos estimar que usando las velas eficientemente, en una navegación típica por el Río Uruguay, se podrá ahorrar hasta un 40% de combustible.
  • Barco de bajo costo, construcción del casco y cubierta muy simple en chapas de acero F 24, de producción local, soldadas. Interiores en terciado fenólico y molduras de madera. Todo fácil de reparar y mantener.
  • Aparejo goleta, tradicional, similar al de las goletas y pailebotes que navegaban antiguamente por este río pero incorporando elementos modernos en su diseño, optimizando el costo, la simplicidad y sobre todo su eficiencia aerodinámica.
  • El aparejo goleta, con dos velas cangrejas, incorpora elementos modernos. Ambas velas cangrejas son idénticas e intercambiables, con dos manos de rizos cada una, para achicar el paño con viento duro. Tienen un pico liviano, de materiales modernos y “full battens”, a fin de tener una baluma generosa en superficie y mantener baja la altura de los mástiles. Las velas serán bastante planas, en telas de “dacron”, muy aptas para navegar a vela y máquina.
  • El aparejo es de bajo costo, con mástiles cortos o bajos, que pueden ser construidos en madera de la zona, macizos y conificados/afinados en su extremo superior. Este aparejo podrá ser manejado por sólo una persona y será muy eficiente con vientos del descuartelar, través y francos; es decir, las condiciones más probables y reales de navegación. Con vientos de ceñida, o bolina, el barco presumiblemente navegará a vela y máquina, en un régimen mixto, o a máquina solamente.
    Tiene una vela en la proa para vientos francos, con su enrollador, tipo “gennaker” o “reacher”.Ambos mástiles pueden rebatirse en forma relativamente fácil y rápida, para pasar a máquina bajo puentes, o navegar en arroyos con bosques en galería, con los mástiles rebatidos.
  • La máquina propulsora, diésel, de 80 HP, tiene una hélice de tres palas, protegida.
  • El “quillote” del barco tiene mayor calado (1,20 m) que la hélice (0,80 m), por lo cual el barco puede varar sin dañar la hélice.
  • El motor diésel propulsor será, idealmente, de 4 cilindros y de una marca y modelo ampliamente usados en la agroindustria de la región, marinizado (como Perkins, o John Deere, por ejemplo). Esto facilitará el mantenimiento y la adquisición de repuestos, con una amplia disponibilidad de oferta en la zona.
  • El barco será muy seguro, con capacidad de navegar con seguridad también en el mar y en zonas costeras (aunque tendrá su diseño optimizado para ríos), con un alcance de estabilidad positiva de 120°.
  • A 1,70 m de la proa tendrá un mamparo vertical de colisión, estanco.
  • Tendrá una timonera cerrada amplia y con una excelente visibilidad, con un timón de rueda en su interior. Esta timonera permitirá disfrutar de las navegaciones aún con tiempo lluvioso, frío u oleaje fuerte.
  • La máquina propulsora y sus sistemas auxiliares estarán ubicados bajo el piso de la timonera. Con buen tiempo se podrá timonear el barco con un timón de caña, ideal para navegar a vela, en la popa, bajo un toldo tipo “bimini”, para sombra.
  • A proa de la timonera, bajando al nivel de la cabina principal, tiene una cocina – comedor, con una mesa en “U” para 6 / 8 personas. Una pequeña estufa de leña o carbón, con tiraje, hará confortable estar a bordo aún en invierno.
  • En la timonera también se puede colocar una mesa desarmable, sólo para estadías en puerto o fondeadero, desde donde se podrá tener una atractiva visibilidad de los alrededores.
  • En la proa hay un amplio espacio para taller y pañol así como para estibar elementos varios de los tripulantes, como bicicletas y/o equipos varios.

RESUMEN DE LAS DIMENSIONES PRINCIPALES

ESTUDIO DE LÍNEAS DEL CASCO

Las líneas del casco incorporan la tradición náutica de la forma de las canoas tradicionales del río Uruguay tal como se muestra en los croquis de las diferentes vistas:

PLANO DE LÍNEAS CONVENCIONAL
(Se puede observar: el fondo plano, la manga y el desplazamiento moderado, similar a las canoas del río)

Aparejo y Velamen

Camarote patrón    Cuatro camas simples               Compartimiento estanco

Baño popa             Comedor   Camarotes dobles   Baño proa

Arreglo general

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí