PROYECTO DE LEY SOBRE EL RECURSO HIDROBIOLÓGICO ENGRAULIS ANCHOÍTA, SU FAUNA ACOMPAÑANTE Y EL APROVECHAMIENTO SOSTENIBLE PARA EL CONSUMO HUMANO DIRECTO (LEY ANCHOÍTA)

Autor: Juan Manuel Otero Ferrés

DIAGNÓSTICO DEL SECTOR PESQUERO EXTRACTIVO – TRANSFORMADOR 2005 – 2021

  • Disminución de buques operativos de 150 en el año 2005 a 50 al año 2021 (actualmente el promedio de actividad constante en el mar es de 12 unidades pesqueras).
  • Disminución abrupta de las exportaciones en términos económicos absolutos: en los últimos 4 años se intensificó a un ritmo de, al menos, el 40% anual (con la evidente disminución de incidencia del sector pesca en el producto bruto interno (PBI).
  • Pérdida absoluta en exportaciones de productos con valor agregado. A modo de ejemplo: en 2005 se exportaban filetes de pescado por un valor de US$ 45 millones mientras que en 2021 dicha suma es 0; como consecuencia se registra un aumento de importaciones de productos pesqueros de diversos orígenes y muchos de ellos de inferior calidad que los producidos en el país, que totalizaron, en 2020, aproximadamente US$ 25 millones (siendo a mencionar, además, que dichos productos corresponden a recursos que se encuentran disponibles en la Zona Común de Pesca).
  • Cierre de plantas de procesamiento y disminución de las operaciones en tierra, con la significativa pérdida de miles de puestos de trabajo directos e indirectos.
  • Pérdida de identidad pesquera e industrial y pérdida de mercados de primer nivel como la Unión Europea, Estados Unidos y Japón, por ende, peligrosa perdida de presencia en el mapa alimentario global.
  • Disminución drástica de proyectos de investigación, desactualización científica y envejecimiento absoluto de los planteles técnico / profesionales institucionales.
  • Migración de jóvenes estudiantes por falta de incentivos y por los permanentes obstáculos administrativos para el pleno desarrollo en sus etapas formativas.
  • Envejecimiento de flotas, con la consecuente degradación de las condiciones laborales de los tripulantes y la calidad del producto procesado a bordo.
  • Desánimo generalizado tanto en el sector extractivo como en las áreas de investigación.
  • Factible pérdida de cuotas de túmidos por inactividad ante la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), autoridad internacional que regula estas pesquerías.

CONSIDERACIONES ESPECÍFICAS DEL RECURSO ANCHOÍTA Y SU APROVECHAMIENTO RESPONSABLE

La Anchoíta es un recurso pelágico que al presente se encuentra literalmente inexplotado y que presenta un potencial  excepcional para lo que se denomina Consumo Humano Directo (CHD), el cual aumenta exponencialmente año a año; tanto es así que, día a día, se posiciona como una materia prima de ineludible necesidad para las industrias transformadoras europeas, compitiendo exitosamente con sus variedades locales, las cuales por motivos de sobrexplotación o factores biológicos hoy son peligrosamente escasas.

A modo de ejemplo, en el Mar Cantábrico, Francia y España comparten un recurso idéntico, pero ambos poseen una captura total permisible (CTP) de, aproximadamente, 29.000 ton, que es la mitad de la correspondiente a Uruguay, y que genera divisas por montos anuales de, aproximadamente, 250 millones de Euros (con la participación activa de más de 400 empresas pesqueras que generan más de 35.000 puestos de trabajo directos).

Ninguna sociedad sensata que tuviese este recurso disponible en los volúmenes con los que la naturaleza privilegia a Uruguay, los destinaría a otro fin que no fuera el consumo humano directo en todas sus formas, ya sea para el consumo como alimento o como materia prima para la elaboración de concentrados proteicos de fantásticas posibilidades (tales concentrados son objeto de investigaciones que avanzan con fenomenales resultados).

Un recurso de esta naturaleza no puede destinarse a proyectos de fabricación de harina de pescado y mucho menos a una sola empresa, tal como sucedió hace pocos años con la empresa IBRAMAR con las desastrosas consecuencias generadas.

Una biomasa con una captura total permisible (CTP) de 50.000 ton (cifra promedio anual de los últimos 15 años) exclusivas para Uruguay, no justifica en absoluto proyectos de naturaleza harinera por cuanto podrían generarse miles de puestos de trabajo si el objetivo fuera el consumo humano directo (CHD).

EL CÓDIGO DE CONDUCTA DE PESCA RESPONSABLE DE FAO

En 1995, en el marco de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), fue aprobado el denominado «Código de Conducta para la Pesca Responsable», una resolución internacional que, como tal, no tiene carácter vinculante para los Estados pero que, sin embargo, debido a sus normas y principios y a su alcance de nivel internacional, constituye un importante fundamento para el desarrollo responsable de políticas orientadas a la conservación, ordenamiento y desarrollo de las pesquerías que, por otra parte, muchos gobiernos e industrias aplican responsablemente.

El Proyecto de Ley Anchoíta se alinea con las premisas del «Código de Conducta para la Pesca Responsable» que fuera oportunamente elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la de Alimentación y la Agricultura (FAO).

URUGUAY Y EL POTENCIAL DESARROLLO DEL SECTOR PESQUERO TRANSFORMADOR POR LA VÍA DE LA REGULACIÓN Y LAS LEYES

Es imprescindible legislar sobre estos recursos y administrarlos de forma sostenible generando un marco jurídico que dé garantías a quienes decidan iniciar actividades y asegurarlo para las próximas generaciones.

Un sistema de cuotas, abierto y transparente, generará, en el corto plazo, un cambio de ritmo en el sector pesquero – transformador generando al mismo tiempo decenas de miles de puestos de trabajo calificados (además de genuinos ingresos económicos al país).

Para la protección del recurso, la promoción inteligente del desarrollo del sector extractivo/procesador y por todo lo expuesto anteriormente, presentamos este esquema de manejo sostenible de la cuota parte que a Uruguay le corresponde.

Tenemos recursos humanos, recursos hidrobiológicos en abundancia y día a día aumenta la demanda de alimentos de origen marino.

El siguiente Proyecto de Ley bien puede ser el inicio de un reordenamiento del sector en el marco de un Plan Pesquero Maestro 2021 – 2025.

Se propone la creación del Portal de Transparencia Pesquera donde en forma abierta y dinámica se pueda acceder a toda la información referente a cuotas, disponibilidad, vigencia de las mismas, empresas adjudicatarias, normativas, entre otras.

METAS QUE GENERA LA REGULACIÓN DEL RECURSO A PARTIR DE LA LEY ANCHOÍTA

  • Promoción del consumo de pescado a nivel nacional, estableciendo como meta llegar a los 14 kilos por persona por año al 2025 (actualmente estamos en 9 kg / persona / año)
  • Renovación absoluta de la flota pesquera a través de innovadores instrumentos financieros.
  • Creación de una nueva categoría correspondiente a buques de hasta 60 toneladas de capacidad de bodega y debidamente habilitados para la navegación en la totalidad de nuestras aguas jurisdiccionales.
  • Transformación de Uruguay en un país pesquero / alimentario con la región Este como centro de la actividad.
  • Promoción y constitución de 25 nuevas PYMES o Cooperativas Pesqueras Extractivas cuyo componente societario sea preferentemente familiar, y que serán las pujantes reactivadoras de un sector que hoy está en serias dificultades.
  • Promoción y constitución de empresas transformadoras a instalarse en el Parque Industrial Pesquero – Cabo Santa María / La Paloma.
  • Metas 2025:
    • Alcanzar por concepto de exportación de alimentos pesqueros (en todas sus formas) ingresos del orden de los 250 millones de dólares.
    • En materia laboral, lograr la generación de hasta 5.500 nuevos puestos de trabajo directos en las áreas de extracción y transformación.

PROYECTO DE LEY SOBRE EL RECURSO PESQUERO ENGRAULIS ANCHOÍTA Y SU FAUNA ACOMPAÑANTE (INCLUYENDO SU DESTINO FINAL)

Considerando:

  1. La presencia del recurso en nuestras aguas una riqueza de enorme potencial alimentario.
  2. El enorme potencial de desarrollo socio económico de esta especie para el Consumo Humano Directo (CHD) en todas sus formas.
  3. El inmediato impacto en la generación de mano de obra del objetivo de aprovechamiento sostenible de esta especie y su fauna acompañante, siempre en términos del Consumo Humano Directo (CHD).

Para el cabal ordenamiento de esta pesquería, la promoción de la industria manufacturera, la reactivación del sector pesquero en general y la protección por vía jurídica del recurso en consideración – ante otros destinos que lo pongan biológicamente en riesgo – se plantea el siguiente articulado que será objeto y espíritu central de la presente Ley:

Art. 1)     Declárese de interés nacional el aprovechamiento sostenible del recurso Engraulis Anchoíta y su fauna acompañante con el objetivo exclusivo de la manufactura del mismo para el Consumo Humano Directo (CHD) en todas sus formas considerando, sin embargo, imprescindible y complementario el aprovechamiento de sus remanentes para la fabricación de harinas, aceites u otros. Será de particular interés el aprovechamiento del remanente o residuos para proyectos de investigación referentes a la producción de levaduras, proteínas o concentraciones solubles con finalidades farmacéuticas o alimentarias.

Art. 2)     De la Captura Total Permisible (CTP) para dicha especie en la Zona Común de Pesca, que variará en forma dinámica año a año según las recomendaciones emitidas en el informe anual de la Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo (CTMFM), surgirá una cuota parte soberana del 50% que será subdividida en 25 cuotas iguales, las cuales serán adjudicadas mediante procesos simples y abiertos a empresas que presenten sus solicitudes al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Art. 3)     El destino del recurso Engraulis Anchoíta más su fauna acompañante, por parte de los permisarios de las cuotas, será exclusivamente el Consumo Humano Directo (CHD), lo que quedará establecido en los contratos de adjudicación.

Art. 4)     Las pautas técnicas de extracción, las artes recomendadas y los manejos seguirán los criterios de sostenibilidad y buenas prácticas a ser elaboradas por los técnicos de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (DINARA), asegurando que dichos manejos cumplan cabalmente con el objeto final.

Art. 5)     Los procesos de industrialización que tengan por destino el mercado interno, o la exportación, serán fiscalizados por los organismos competentes; la fabricación de harina con los remanentes y su calidad final será de particular preocupación, para lo cual se exigirá, a la industria, declaraciones juradas periódicas en cuanto a volúmenes y detalles de la calidad organoléptica de cada partida.

Art. 6)     Por considerar que dichos recursos beneficiarían en forma directa al sector de pescadores artesanales asentados en los departamentos de Maldonado y Rocha, sumado a la cercanía de los caladeros, se destinará dicho recurso para ser desembarcado exclusivamente en los puertos de la región Este; dígase Piriápolis, Punta del Este y La Paloma.

Art. 7)     Se promoverá la denominación de origen “Natural del Atlántico Sur” a través del seguimiento y estricto control de los organismos competentes en cuanto al cumplimiento de los correspondientes protocolos tanto en los procesos de extracción como de procesamiento y ello en el marco de la sostenibilidad pesquera.

Se homologarán los procedimientos de captura y será propósito permanente de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (DINARA) la mejora constante de los mismos a través de capacitaciones periódicas.

Art. 8)     Se promoverá la constitución de nuevas PYMES y Cooperativas Pesqueras las cuales serán potenciales adjudicatarias de las cuotas antedichas. Se instruirá y capacitará a las tripulaciones en el manejo adecuado de estos recursos, con fines alimentarios, a través de nuevos a instrumentarse.

Art. 9)     Fauna acompañante. Se determina así a aquella que, por las mismas razones biológicas y de comportamiento natural, acompañan a la anchoíta; en especial, la caballa y el jurel.

Art. 10)   Nuevos proyectos de extracción y/o industrialización de recursos pelágicos para el Consumo Humano Directo en todas sus variantes. Serán objeto de la batería de beneficios arancelarios y tributarios que el Ministerio de Economía y Finanzas estime posible, con la finalidad de promover la actividad. Serán de particular interés las iniciativas que presenten las empresas adjudicatarias de las cuotas antedichas respecto al acceso a nuevas artes de pesca, instrumentos de navegación, unidades pesqueras, capacitaciones o lo que haga a la profesionalización, optimización de las pesquerías y mejora de las condiciones laborales de las tripulaciones. Dígase o refiérase en el marco de este Artículo a la promoción de acceso a créditos o programas que faciliten, desde la órbita estatal, el acceso a  lo antedicho.

Art. 11)   De la adquisición de nuevos buques, artes de pesca y/o del acceso a ríos que resulte necesario para la actividad extractiva. Se promoverá desde el Poder Ejecutivo, en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas, todos los mecanismos arancelarios, crediticios y demás a efectos de facilitar el acceso a los mismos por parte de las nuevas empresas pesqueras adjudicatarias de las cuotas.

Se impulsarán con entidades crediticias los mecanismos de leasing necesarios para facilitar a los nuevos permisarios el acceso a embarcaciones y artes de pesca de última generación.

Art. 12)   Respecto de las cuotas y las empresas adjudicatarias.

  1. Las cuotas serán adjudicadas a las empresas que presenten sus respectivos proyectos de extracción cumpliendo con los requerimientos técnicos establecidos por la autoridad correspondiente y las mismas no tendrán más costos que los referentes a los trámites administrativos y/o servicios de profesionales intervinientes.
  2. Estas no podrán venderse, traspasarse o cederse a otras empresas ni readjudicarse a otra embarcación que no coincida con la declarada en la solicitud original. Cualquier cambio de titularidad, compra / venta de acciones u otra modificación estatutaria en la empresa titular, deberá ser notificada de inmediato a la autoridad fiscalizadora. Cualquier irregularidad administrativa detectada será causal automática de rescisión y las cuotas siempre volverán al ente rector por causales que ameriten el cese de actividad extractiva.
  3. No podrá adjudicarse más de una cuota por empresa, pero podrán asociarse para actividades que vinculen sus operaciones de extracción. Podrán, eventualmente, sumar volúmenes dos empresas que trabajen por el sistema de arrastre en parejas.
  4. Los contratos de adjudicación de cuotas caerán automáticamente por inactividad a partir de un plazo de 10 meses, quedando dicha empresa en mora, debiendo pagar una tasa compensatoria por el lucro cesante que dichos permisos generaron. Será también motivo de rescisión si la adjudicataria no cumple con el mínimo de captura anual a establecerse por parte de los técnicos de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (DINARA).
  5. La suma de tres (3) infracciones, sean estas de orden administrativo, incumplimientos o violación de normativas en los protocolos de extracción / manipulación / normas de análisis de peligros y puntos críticos de control (aplicables a los alimentos), serán causal de rescisión automática de los permisos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí