Percepciones de los expertos sobre las privatizaciones de los puertos brasileños

Percepciones de los expertos sobre las privatizaciones de los puertos brasileños

Brasil está experimentando una fase de crecimiento de las inversiones en infraestructura, aprovechada por concesiones privadas de autopistas, ferrocarriles, puertos y aeropuertos, cuyo interés en la participación del sector privado en este proceso es muy claro a través de grandes corporaciones multinacionales, empresas estatales chinas y mega fondos internacionales. Por ejemplo, en un artículo publicado en el sitio web de Money Times, se puede ver el apetito actual de los inversores internacionales, ya que DP World (Dubai Ports World) y Caisse de Depot et Placement du Quebec (administrador canadiense de fondos de pensiones) firmaron un acuerdo para invertir 4.500 millones de dólares en su cartera global de terminales portuarias.

Tal como se publicó en el sitio web Portogente, en 2019, la Secretaría Nacional de Puertos y Transportes por Vías Acuáticas (SNPTA), vinculada al Ministerio de Infraestructura (MINFRA), lideró la firma de 36 contratos de Terminales de Uso Privado (TUP) y existe la expectativa de aceleración del trabajo, con la entrega de alrededor de 2.800 millones de dólares en inversiones a la sociedad brasileña, incluyendo 28 nuevas subastas y 46 contratos de membresía, hasta 2021. Además, MINFRA firmó la Ordenanza 530 que establece normas para los cambios en los contratos de arrendamiento portuario y, por lo tanto, regula bases jurídicas sólidas para la realización de inversiones privadas en puertos organizados brasileños.

En 2020, para hacer atractivo el mercado portuario brasileño para los inversionistas nacionales e internacionales, MINFRA afirma que la infraestructura logística del país es una agenda de Estado, no de Gobierno, y que habrá inversiones de 10.000 mil millones de dólares en varios frentes en los próximos ocho años, especialmente el sector portuario. El gobierno federal está demostrando que tiene una visión sistémica de la logística nacional y que tiene la intención de reducir el costo de Brasil fomentando el cabotaje, a través de la BR do Mar, y con un fuerte apoyo a los puertos y ferrocarriles.

Un artículo de la Agencia INFRA informa que la pandemia COVID-19 no es un factor de riesgo para descarrilar la privatización de los puertos brasileños, según testimonios de posibles inversionistas de nueve países diferentes. El Global Infrastructure Hub, el organismo del G20 para el desarrollo de infraestructuras en el mundo, consultó a 14 empresas y 31 partes interesadas para la preparación de un informe sólido internacional, basado en la información proporcionada por inversores institucionales, grandes operadores, distribuidores, instituciones multilaterales y administraciones portuarias con experiencia en el sector en diferentes países.

El Grupo de Transporte de la Confederación Nacional de Transporte (CNT) informa que entre enero y julio de 2020, los puertos brasileños movieron 640 millones de toneladas de productos, cuyo resultado en este período fue un 4% mayor en comparación con el mismo período de 2019. En estos siete meses, la navegación de larga distancia representó el 70% del movimiento total en terminales portuarias brasileñas y el cabotaje un 23%. Estos resultados muestran el gran potencial del sector portuario nacional y son muy importantes para atraer inversores nacionales e internacionales.

El desarrollo y modernización de los puertos brasileños son fundamentales para el crecimiento económico del país, ya que la demanda de comercio marítimo se triplicará entre 2015 y 2050, según las proyecciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y los buques representarán más del 75% del transporte mundial de carga.

Actualmente, el transporte por agua representa casi el 14% de la matriz brasileña de transporte de carga, según la Confederación Nacional de Transporte (CNT), cabotaje con 9% y transporte fluvial con aproximadamente 5%. En simulación para 2025, el Plan Logístico Nacional (PNL), del gobierno federal, señala que habrá un reequilibrio de la matriz de transporte de carga, especialmente debido a las fuertes inversiones en ferrocarriles, pero el transporte por agua (cabotaje y fluvial) se mantendrá prácticamente al mismo nivel que el actual

En el flujo logístico de integración del transporte marítimo con modos terrestres complementarios se encuentran los puertos, que son partes fundamentales de la entrada y salida de cargas nacionales e internacionales.

En el caso de los puertos públicos, la Constitución Federal del Brasil de 1988, en su Art. 21, establece que corresponde a la Unión explotarla, directamente o mediante concesión o permiso.

La Ley No 8.630 de 1993, que tenía por objeto reorganizar las actividades portuarias, fue derogada por la Ley No 12.815 de 2013, cuya disposición se refiere a la explotación por parte de la Unión, directa e indirectamente, de los puertos y de las instalaciones portuarias y a las actividades realizadas por los operadores portuarios. En su artículo 1, apartado 1, esta ley recomienda que la explotación indirecta del puerto organizado y de las instalaciones portuarias situadas en el mismo se lleve a cabo mediante concesión y arrendamiento del bien público. En cuanto a esta última modalidad, el punto XI destaca la asignación onerosa de la superficie y la infraestructura pública situadas dentro del puerto organizado, para su funcionamiento durante un período determinado.

Como instrumento de apoyo a la agenda gubernamental para los puertos, surge el Programa de Asociación de Inversiones, creado bajo la Presidencia de la República, por la Ley No 13.334 de 2016 y coordinado por la Casa Civil, cuyo objetivo es ampliar y fortalecer la interacción entre el Estado y la iniciativa privada, mediante la celebración de acuerdos de asociación y otras medidas de desestatización.

Desde el año pasado, el gobierno federal ha estado calificando a las empresas públicas federales del sector portuario en asociaciones público-privadas para estudios de desestatización, concesión y arrendamiento al sector privado, con el objetivo de ampliar y modernizar las inversiones estratégicas con el fin de reanudar el crecimiento económico del país.

Los proyectos de desestatización de administraciones portuarias en curso son los siguientes:

  • Companhia Docas do Espírito Santo
  • Puerto Organizado de Itajaí
  • Puerto Organizado de Santos
  • Puerto Organizado de San Sebastián

La cesión de la administración de los puertos al sector privado permite minimizar la influencia política sobre la gestión. El administrador privado de los puertos puede centrarse plenamente en el desarrollo de los mismos, haciendo que sean más ágiles y adaptables al permitir el uso de procedimientos privados de adopción de decisiones más sencillos. Los proyectos se ejecutan sustentados en rentabilidades financieras y no políticas.

En la modalidad de arrendamiento, la lista de asociaciones público-privadas incluye 24 instalaciones portuarias.

Para apoyar a inversores privados, nacionales e internacionales, FGV Transportes ha desarrollado una encuesta para captar las impresiones de expertos sobre las mejores posibilidades de inversiones en puertos frente a los proyectos de asociación público-privada. Para ello, FGV Transportes tuvo una asociación fundamental con la Revista Portos e Navíos para difundir la investigación.

La investigación de FGV Transportes presentó a los expertos del sector portuario los 24 proyectos de arrendamiento y solicitó sus evaluaciones cualitativas en base a diferentes criterios:

1) Necesidad de inversiones en infraestructura (acceso a la tierra y almacenamiento);

2) Necesidad de inversiones en la superestructura (equipo para manipulación y almacenamiento);

3) Necesidad de ajustes ambientales;

4) Perspectiva a largo plazo;

5) Nivel de relevancia nacional;

6) Nivel de competencia portuaria;

7) Nivel de relación puerto-ciudad;

8) Condición para satisfacer la demanda actual;

9) Participación en el comercio internacional;

10) Participación en el comercio nacional;

11) Valoración del tipo de carga.

Se recogieron 34 respuestas entre el 24/09/2020 y el 12/11/2020, cuyo tratamiento y modelación se basaron en los preceptos de la técnica de inteligencia artificial llamada Lógica Difusa.

Entre la información obtenida, cabe destacar el perfil de los expertos consultados. En cuanto a la edad de los especialistas, casi el 70% de ellos tienen más de 50 años, alrededor del 40% tienen estudios de postgrado y cerca del 40% de los expertos encuestados tienen más de 20 años de experiencia profesional en puertos.

Después del procesamiento de datos, la investigación muestra que las tres mejores opciones de inversión, entre los 24 proyectos, son: Terminal Marítima de Pasajeros en Puerto de Mucuripé, en Fortaleza, y las dos terminales de celulosa en el Puerto de Santos.

La lista completa con las notas finales de la investigación, después de procesar los datos de 24 proyectos, tomando los 11 criterios, se presenta a continuación. Cabe destacar que el método híbrido adoptado para la presente investigación no proporciona una puntuación máxima y la clasificación consolidada final está formada por las puntuaciones más altas obtenidas por cada proyecto analizado.

La secuencia de reducciones en las inversiones en infraestructura por parte del poder público, caracteriza con urgencia la importancia de las inversiones privadas. Así, FGV Transportes y Revista Portos e Navíos pretenden maximizar la atención de un abanico de inversores. Este tipo de análisis es una valiosa herramienta para apoyar, con mayor confiabilidad, las restringidas oportunidades de inversión, permitiendo optimizar la asignación de recursos privados, cada vez más escasos.

 

Fuente: Portos e Navíos – Ings. Marcus Quintella y Marcelo Sucena del Centro de Estudios FGV TRANSPORTES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí