MOVIMIENTO DE CARGA BOLIVIANA POR LA HIDROVIA PARAGUAY – PARANA

Lic. Carlos de Arrascaeta

De acuerdo al último informe publicado por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) a través de su Boletín Electrónico Semanal N° 397, el movimiento de carga por la Hidrovía Paraguay – Paraná por parte de dicho país se triplicó entre los años 2011 y 2019, superando las 2 millones de toneladas, para luego descender en 2020 por efectos de la pandemia.

Durante el año 2020, la carga marítima boliviana alcanzó unos 4,6 millones de toneladas de los cuales un 22% (1,0 millón de toneladas) se transportaron por el Atlántico a través de la Hidrovía Paraguay – Paraná y un 78% (3,6 millones de toneladas) por el Pacífico a través de puertos chilenos (63% de la carga marítima total; 2,9 millones de toneladas) y peruanos (13% de la carga marítima total; 0,6 millones de toneladas).

En dicho año, los principales productos transportados por la Hidrovía Paraguay – Paraná alcanzaron las 656.301 toneladas, por un valor de US$ 196,6 millones, fueron la torta de soja (507.941 toneladas), el aceite en bruto de soja (85.224 toneladas), la urea (37.450 toneladas), el mineral de hierro (25.662 toneladas) y el cemento hidráulico (24 toneladas).

En cuanto a las importaciones, por la misma vía (la Hidrovía Paraguay – Paraná) alcanzaron las 223.526 toneladas, por un valor de US$ 193,7 millones, siendo los principales productos las gasolinas (92.462 toneladas), el diésel (79.866 toneladas), los equipamientos asociados a la energía eólica (10.169 toneladas), la malta sin tostar (10.486 toneladas) y las barras de hierro o acero (10.519 toneladas).

Adicionalmente, unas 117 mil toneladas (2,5% de la carga marítima total) salieron, a través de Pocitos, para embarcarse por el Puerto de Rosario (República Argentina).

En este sentido, según consigna el Diario El Deber, Bolivia y Argentina avanzan en la instalación de una zona franca boliviana en el puerto La Plata y ello como forma de brindar una nueva posibilidad de salida al mar.

Al respecto, Ariel Basteiro, embajador argentino en La Paz (Bolivia), ha declarado «Para nosotros, es un orgullo que estén optando, como alternativa real y concreta, por instalarse en el puerto La Plata. El Estado nacional, junto con el Estado provincial, tendrán el desafío de motorizar este emprendimiento, que no solo va a beneficiar a Bolivia, sino que va a significar un aporte importante para toda la zona de La Plata, Berisso y Ensenada«.

De esta forma y tal como lo consignara, años atrás, el Lic. Juan Pablo Saucedo Vidal, Gerente de Estudios y Proyectos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), “…no cabe duda que las estadísticas demuestran que la Hidrovía Paraguay – Paraná es una alternativa factible para el comercio exterior del país, pues el sistema portuario boliviano cuenta con tres puertos en efectiva operación sobre el Canal Tamengo: Puerto Aguirre, Puerto Jennefer y Puerto Gravetal” y, en ese sentido, “Hablar de la Hidrovía Paraguay – Paraná es hablar de soluciones para el comercio exterior boliviano… …Contar con esta posibilidad económicamente viable, aumenta las chances del país para alcanzar la gran meta que se ha propuesto de triplicar la producción de alimentos al 2025, para consolidar la soberanía alimentaria nacional y generar cuantiosos volúmenes para la exportación, siendo este corredor fluvial enormemente gravitante. No cabe duda que la Hidrovía Paraguay-Paraná es una solución para el comercio exterior de Bolivia”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí