Mientras no estemos todos vacunados… A seguir cuidándose del Covid–19

El año 2020 nos ha tomado de sorpresa a todos y desde su comienzo hemos estado preocupados y ocupados en el manejo de la pandemia por coronavirus.

De hecho al comenzar este año 2021 el principal tema de conversación y preocupación sigue siendo la Pandemia.

Hemos recibido mucha información en poco tiempo y tenido que adquirir nuevos conceptos y nuevas prácticas para el autocuidado y el cuidado colectivo, por tanto no es sorprendente que haya confusión sobre las pruebas diagnósticas y en que se diferencian.

El análisis de anticuerpos determina si se tuvo COVID–19 en el pasado y también si ahora tienes anticuerpos contra el virus

La prueba por PCR sirve para determinar si en un cierto momento tienes la enfermedad.

Los Anticuerpos son proteínas que se generan en nuestro sistema inmune y su rol es generar la memoria de haber tenido una afección o enfermedad y defendernos contra ella.

¿Cuándo se hace el análisis de anticuerpos y por qué es importante?

El análisis de anticuerpos, también conocido como “prueba serológica”, generalmente se hace después de una recuperación total de COVID–19. Un profesional de la salud toma una muestra de sangre, generalmente de la punta de un dedo o de una vena en el brazo, y luego la muestra se analiza para determinar si se ha desarrollado anticuerpos contra el virus. El sistema inmunitario produce estos anticuerpos – proteínas – que son esenciales para combatir y eliminar el virus.

Si los resultados de los análisis muestran que tienes anticuerpos, esto indica que probablemente hubo infección por COVID–19 en algún momento del pasado y, quizás, también signifique que tienes algo de inmunidad. Pero no hay suficiente evidencia que indique que tener anticuerpos te protegerá contra una reinfección por COVID–19.

Todavía no se sabe cuál es el nivel de inmunidad ni cuánto dura esta.

El tipo de análisis de anticuerpos y el momento en que se hace, afectan su exactitud. Si se hace el análisis demasiado temprano, durante el curso de la infección, cuando la respuesta del sistema inmunitario todavía se está formando en el organismo, quizás la prueba no detecte los anticuerpos. Así que no se recomienda hacer la prueba de anticuerpos hasta por lo menos 14 días después de la aparición de los síntomas.

Otro beneficio de los análisis de anticuerpos es que las personas que se han recuperado de la COVID–19 quizás tengan elegibilidad para donar plasma que, tal vez, pueda usarse para tratar a otros con una enfermedad grave y así estimular su capacidad para combatir el virus. El “plasma” es una parte de la sangre y, en este caso, se le llama “plasma de personas convalecientes”.

¿Qué pruebas se utilizan para diagnosticar COVID–19?

Las pruebas existentes para diagnosticar la infección por COVID–19 son:

Prueba PCR. También conocida como “prueba molecular”. Detecta el material genético del virus COVID–19 usando una técnica de laboratorio llamada “reacción en cadena de la polimerasa” (PCR). Para recolectar una muestra de fluido se inserta un hisopo nasal largo (“hisopo nasofaríngeo”) en un orificio de la nariz y se obtiene fluido de la parte de atrás de la misma. Los resultados pueden estar listos en 5 a 6 hs pero regularmente demoran 24 hs (dependiendo de la situación

  • epidemiológica que esté atravesando el país). La prueba RCP es muy exacta cuando la realiza, de manera adecuada, un profesional de la salud debidamente entrenado y con sus elementos de protección personal.
  • Prueba de antígeno. Al momento de edición de esta publicación, esta técnica no se encuentra disponible en nuestro país pero faltan unas pocas semanas para que esté disponible y en práctica. Esta prueba detecta ciertas proteínas en el virus. Se usa un hisopo largo para tomar una muestra del fluido de la nariz y las pruebas de antígeno pueden dar resultados en minutos. Como estas pruebas son más rápidas y menos costosas que la prueba PCR, puede ser más práctica si se necesita para un gran número de personas. El resultado positivo de una “prueba de antígeno” se considera exacto cuando las instrucciones se siguen cuidadosamente, pero hay más posibilidad de tener un resultado “falso negativo” (lo que significa que es posible estar infectado con el virus pero, a pesar de ello, tener un resultado negativo) por lo que, según la situación, el médico podría recomendar una prueba PCR para confirmar un resultado negativo de la prueba de antígeno.

¿Qué debo hacer si me interesa hacerme una prueba diagnóstica o un análisis de anticuerpos para COVID–19?

Puedes ponerte en contacto con tu prestador de salud, mutualista, seguro de salud o salud pública; también puedes visitar el sitio web www.gms.uy para obtener información sobre las pruebas. Si tienes síntomas de COVID–19, comunícate con tu médico o prestador de salud  para hablar sobre tu situación e informarte sobre cómo prepararte y gestionar tu consulta médica antes de intentar hacerte una prueba para COVID–19 en persona.

Se recomienda hacer una prueba diagnóstica para COVID–19 si tienes síntomas (tos, fiebre, falta de aire, dolor de garganta, perdida de olfato, perdida de gusto, etc.) o si has estado en contacto cercano con alguien que tuvo resultados positivos para el virus que causa la COVID–19 o si sospechas que tiene el virus.

Para hacerte el análisis de anticuerpos deberás estar completamente recuperado de COVID–19 pero en algunas situaciones o comunidades cerradas (embarcaciones, gente de mar, etc.) las personas que nunca han presentado síntomas de COVID–19 quizás puedan hacerse una prueba de detección. Algunas tienen resultados positivos, lo que significa que probablemente estuvieron infectadas con el virus en algún momento.

Las autoridades nacionales de salud están tratando de alcanzar el objetivo de hacer la mayor cantidad de pruebas en la medida que se detectan casos nuevos, para poder detener su progresión y aislar – precozmente – a los casos positivos.

¿Cómo pueden ayudar las pruebas diagnósticas y los análisis de anticuerpos a reducir el contagio con COVID–19 a la gente de mar?

Con las pruebas diagnósticas para COVID–19, las personas con un resultado positivo y que tienen síntomas pueden recibir atención más rápidamente; además, se puede identificar a los contactos y comenzar antes el aislamiento o la cuarentena para ayudar a detener la trasmisión del virus.

Pero no hay ninguna prueba para la COVID–19 que sea 100% exacta.

Es posible tener un resultado negativo y en realidad estar infectado (resultado falso negativo) o tener un resultado positivo y no estar infectado (resultado falso positivo). Así que es esencial continuar con las pautas nacionales para COVID–19 como distanciamiento físico y social y ponerse un tapabocas cuando sea lo apropiado e higienizarse periódicamente las manos con agua y jabón o alcohol en gel.

Los resultados de las pruebas de anticuerpos indican cuántas personas han tenido COVID–19 y se recuperaron e incluyen las que no tuvieron síntomas. Esto ayuda a determinar quién puede ser inmune, aunque todavía no se sepa cuán inmunes son, o por cuánto tiempo.

La gente de mar si bien es una comunidad cerrada al estar en funciones, toma contacto con múltiples destinos donde las situaciones epidemiológicas son variables en el tiempo. Frente a posibles síntomas de los tripulantes o ante sospechas de contacto, no se debería demorar en pedir las pruebas de PCR para COVID–19. Actuar rápidamente en ofrecer un diagnóstico certero puede ayudar a salvar tripulaciones y preservar las cargas y los cometidos de la embarcación.

También puede resultar de interés conocer la situación de inmunidad, ya que se trata de una comunidad cerrada con un número limitado de tripulantes que permanecerán juntas por un periodo de tiempo determinado; eso se logra mediante el análisis colectivo de anticuerpos en sangre para saber su inmunidad serológica al momento de embarcar.

En Global Medical Solutions (Uruguay) es posible gestionar tanto la detección de anticuerpos como el test de PCR para COVID–19. De forma ágil y flexible se coordinará la toma de muestras abordo o en domicilio, teniendo en cuenta las necesidades empresariales y personales, brindando con ello soluciones y facilidades tanto a la compañía como al personal (embarcado y en tierra) y sus familias.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí