EL EVER GIVEN YA NO BLOQUEA EL CANAL DE SUEZ

Días pasados, el canal de Suez, inaugurado en 1869 y una de las rutas comerciales más importantes del mundo por la que transitan, aproximadamente, unos cincuenta barcos por día, ocupó un lugar central en las noticias del mundo marítimo.

En efecto, el Ever Given – un buque portacontenedores clase Golden y uno de los más grandes del mundo, que fuera lanzado al agua el 9 de Mayo de 2018 y alistado el 25 de Septiembre de 2018, propiedad de Shoei Kisen Kaisha (subsidiaria de la japonesa Imabari Shipbuilding) y operado por Evergreen Marine, con sede en Taiwán – resultó encallado a las 07:40 hora local (UTC + 2) del 23 de Marzo, mientras viajaba a través del canal de Suez, de Sur a Norte, debido – probablemente – a un fallo humano ocurrido durante una tormenta de arena con vientos que alcanzaron los 74 km/h (40 nudos) y que provocaron la pérdida de su capacidad de dirección.

El incidente perjudicó a más de 200 embarcaciones a ambos lados del canal, incluidos otros cinco portacontenedores de tamaño similar así como 41 graneleros y 24 petroleros. Algunos de estos buques atracaron en puertos y fondeaderos de la zona mientras que muchos otros permanecieron en su lugar.

En el momento del incidente, el Ever Given viajaba desde Tanjung Pelepas, Malasia, a Róterdam, Países Bajos, siendo el quinto en un convoy de quince barcos.

Cabe destacar que en los años previos a este incidente, numerosos barcos han encallado en el canal de Suez: a) el 25 de Febrero de 2016, el granelero New Katerina, mientras viajaba de Ucrania a Qingdao, habiendo sido reflotado doce días después (aunque el tráfico canal no se vio afectado); b) el 28 de Abril de 2016, el portacontenedores MSC Fabiola encalló en el Gran Lago Amargo después de experimentar problemas en el motor, lo que obligó a suspender temporalmente todos los convoyes en dirección al Norte y detener todos los convoyes en dirección al Sur, fue reflotado dos días después; y c) el 17 de julio de 2018, el buque portacontenedores Aeneas provocó una colisión que involucró a los tres graneleros que estaban detrás: Sakizaya Kalon, Panamax Alexander y Osios David.

Luego del suceso se suspendió la navegación a través del canal, se movieron dos embarcaciones detrás del Ever Given (para dejar espacio para la operación de reflotamiento), se retiró combustible, agua de lastre y varios contenedores (para ayudar a aligerarlo) y se comenzó a excavar bajo la proa del buque. Ocho remolcadores ayudaron en el intento de liberación.

El 27 de Marzo, aprovechando una marea con tendencia al alta, los esfuerzos de dragado y el uso de remolcadores permitieron que la popa y el timón se movieran levemente lo que, sin ser suficiente para liberar al buque, significó un importante avance en los trabajos.

El 28 de Marzo se anunció que se descargarían más contenedores (especialmente de la proa) para aligerar al buque y facilitar su navegabilidad.

El 29 de Marzo, aprovechando la luna nueva, que provocó una marea de sicigias, se logró desencallar parcialmente el buque, si bien las tareas no finalizaron inmediatamente y el canal siguió obstruido un tiempo más ello permitió el paso de algunas naves. La proa del barco, que continuaba encallada en la arena, tendría que ser desbloqueada a través de obras de dragado y si las mismas no resultaran exitosas habría que descargar más contenedores.

Sin embargo, la liberación completa se dio ese mismo día a las 13:05 UTC (15:05 en hora local) y el barco fue transportado hasta el Gran Lago Amargo para ser inspeccionado.

La autoridad del canal informó que el mismo estaría disponible para su uso a partir de las 17:00 UTC (19:00 en hora local), tras una revisión del fondo y el suelo del canal para así garantizar que no habría problemas adicionales. A la hora de la reapertura del canal, más de 400 barcos se hallaban a la espera: aproximadamente 200 en el Mar Rojo y casi la misma cifra en el Mar Mediterráneo a los que se sumaban cerca de 40 en los Lagos Amargos.

El desencallamiento se realizó mediante la transposición de la arena sobre la que se hallaba encallado el buque y la acción de 13 remolcadores además del aprovechamiento de las mareas.

“Boskalis anuncia la exitosa operación de salvamento del buque portacontenedores de 20.000 TEU Ever Given en el canal de Suez. Con una longitud de 400 metros y una anchura de casi 60 metros, este barco gigante había estado encajado en esta ruta de transporte vital desde el 23 de marzo de 2021, bloqueando todo el tráfico marítimo”.

Según las autoridades egipcias, el flujo normal del tráfico se restituirá en tres días, pero los expertos afirman que el acúmulo de cargamentos supondría un retraso de varias semanas hasta la reestabilización del normal tránsito marítimo en la zona.

Aproximadamente el 12% del comercio mundial total se mueve a través del canal de Suez y Lloyd’s List estimó que cada día que se demoró en despejar la obstrucción perturbó mercancías por valor de 9.000 millones de dólares.

Michael Lynch, presidente de Strategic Energy & Economic Research, atribuyó un aumento en los precios del petróleo a “la gente que compra después de las recientes caídas en los precios del petróleo, con Suez cerrando el factor desencadenante”; por su parte, James Williams, economista de energía de WTRG Economics, indicó que “unos días de desaceleración en la entrega (de petróleo) no son fundamentales para el mercado”. Sin embargo, un consultor de otra empresa señaló que “incluso una interrupción a corto plazo en el canal de Suez tendría un efecto dominó durante varios meses a lo largo de la cadena de suministro”.

La ruta alternativa para el tráfico marítimo entre Asia y Europa es alrededor del continente africano, un viaje de alrededor de 9.000 km (4.900 millas náuticas) y que toma alrededor de diez días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí