EDITORIAL: ORIENTALES, NI TAN ILUSTRADOS NI TAN VALIENTES

Autor: Lic. Carlos de Arrascaeta

“Sean los orientales
tan ilustrados como valientes”

Ese fue el santo y seña del Ejército de José Gervasio Artigas en el Campamento de Purificación.

El mismo Artigas, que fue nombrado Prócer de los Uruguayos y fuente de inspiración por su ideario. El mismo Artigas que fue derrotado, traicionado y exiliado y que, en algún momento, habrá que debatir sobre las traiciones que recibió en vida.

Es el mismo Don José a quien se le dedicó una canción que por, Ley N° 17.698, fue declarada himno popular y cultural uruguayo y que en una estrofa dice:

“…Si la patria me llama, aquí estoy yo…”

Ese Don José es el mismo quien, tras la independencia de Uruguay, fue invitado a regresar y no quiso hacerlo, porque él no luchó por esta República y porque la traición aún le dolía en lo más profundo.

Nos referimos al Artigas cuyo busto y cuadro está en todas las unidades militares, escuelas, liceos y oficinas públicas; al Artigas ante quien han asumido los últimos Presidentes de la República y al Artigas que tiene a su lado el Edificio de Presidencia para que nadie lo olvide.

El 2 de Marzo de 2021 el Presidente de la República Oriental del Uruguay presentó su Balance Anual, en la Asamblea General, frente a los Representantes de los uruguayos. Ese mismo día se anunciaba, con bombos y platillos, que Uruguay negociaba con la empresa belga Katoen Natie, un acuerdo por el cual la misma se comprometía a no realizar un juicio de 1.500 millones de dólares – que había anunciado pero que no había iniciado aún – y que invertiría 450 millones de dólares en obras de infraestructura, entre otras medidas.

Muchos festejaron…

Muchos salieron a publicar comentarios con una alegría y emoción comparable a una victoria de Uruguay en un Mundial de Fútbol… Muchos se alegraban y es lógico, los que tienen intereses en ese acuerdo son muchos y muchos más de los que la mayoría imagina. Esos estaban contentos…

Otros festejaban y se alegraban porque alguien les dijo que debían festejar y alegrarse, esos eran la mayoría.

Lo que nadie decía, era que con ese acuerdo Uruguay entrega en bandeja parte del Puerto de Montevideo a Katoen Natie… Por 50 años… Sin  especificar si son 50 años a partir del acuerdo o 50 años desde el año en que se otorgó la licitación inicial.

Mientras lees esta Editorial, piensa que estarás haciendo dentro de 50 años, tú o tus hijos… Tal vez eso te ayude a dimensionar la extensión del acuerdo…

Algo nada envidiable por el contrato con UPM II, realizado por el Gobierno anterior y que no sólo fue mantenido sino aplaudido por este mismo Gobierno, que pudiendo hacerlo caer no lo hizo, contrato que pagarán los uruguayos y que aún se niegan a reconocer que la profundización a 14 metros del Puerto de Montevideo es porque está en ese contrato.

¿Qué dicen aquellos uruguayos que se dicen “Artiguistas” de estos acuerdos? ¿Qué diría José Batlle y Ordóñez? ¿Estará sentado junto a Luis Alberto de Herrera mirando esto? ¿El General Seregni estará tomando mate con José Gervasio Artigas mirando lo que sucede?

General José Gervasio Artigas… Le pedimos perdón… Perdón porque nuevamente ha sido derrotado, traicionado y olvidado.

Don Batlle, don Herrera, don Seregni a ustedes también les pedimos perdón… Porque sus luchas e ideales al igual que la Patria, han sido vendidos al bajo precio de la necesidad, en el mejor de los casos.

Pero no sólo por quien firmó estos acuerdos y contratos, sino por todos los que callan u omiten expresarse por miedo, por interés o por conveniencia… pero que luego se golpean el pecho gritando y haciéndose llamar Republicanos y Demócratas.

Solo nos resta cerrar esta Editorial, la que seguramente no le caiga bien a muchos mientras que otros puedan sentirse ofendidos… Lo haremos con otra frase de Don José Gervasio:

“…Soy poco amigo, Señor, de las formalidades superfluas, la verdad simple y clara es la expresión de mi lenguaje”

Orientales, no somos ni tan ilustrados ni valientes…

¿Qué somos?

Eso deberías pensarlo vos mismo, al terminar de leer estos párrafos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí