CON VERGUEZA O SIN VERGÜENZA: EN URUGUAY ESTUDIAN PARA SER GENTE DE MAR Y NO LES DAN LAS PATENTES

Semanas atrás, el Semanario El Eco de la ciudad de Carmelo (Uruguay) publicaba, en su edición papel y web, un artículo que titulaban “Alumnos con dificultades: Marina Mercante no acepta el título de ERCNA”
(https://elecodigital.com.uy/sociedad/alumnos-con-dificultades-marina-mercante-no-acepta-el-titulo-de-ercna/).

En el mismo se presentaba la denuncia que, a dicho medio de prensa, realizara un egresado del curso de Náutica y Pesca que no había podido obtener su patente porque la Dirección Registral y de Marina Mercante decía no avalar su título…

“La historia viene hace rato…”, le dijo a EL ECO Emilio González, uno de los alumnos afectados. “…Este año se van a recibir otros muchachos y van a estar igual…”

“¿Cómo es tu historia?”, le preguntó el periodista. “…Yo terminé estudiando tres años en ERCNA[1] en el curso de Náutica y Pesca que me acredita para ser Patrón de Cabotaje en Pesca de Media Altura. Esto me habilita para andar de capitán de algún barco, de algún remolcador en el río de la Plata y el río Uruguay…”, contó el ex alumno agregando que “…La realidad, cuando uno va a Marina Mercante a presentar los papeles, es otra. Ahí es donde salta que la ERCNA no está autorizada por ellos a dar los cursos. Llamé por teléfono a la oficina de Marina Mercante, que queda en el puerto de Montevideo, en el Registro Nacional de Marina Mercante, y me dijeron que la nota que me dió la ERCNA no me sirve para subirme a ningún barco porque no me dan la patente que necesito…”.

Emilio González continuó relatando a EL ECO que “…Yo ya terminé de estudiar en la ERCNA y la Marina Mercante me pide presentar todos mis documentos de estudio…” pero la respuesta que tuvo fue que “…para Marina Mercante la ERCNA está dando cursos que no sirven para nada…”.

Para cualquier desprevenido esto puede significar una sorpresa, pero para quienes indagan un poquito más pueden encontrarse con que a dicha Escuela de Formación, que desde hace más de 10 años viene formando marinos, no se le han hecho tan fácil.

La situación planteada por el Semanario EL ECO, tras una denuncia expresada por un ex alumno, no ha sido única pues a otros ya les ha sucedido lo mismo… ¡y a otros no!… Es decir, desde la Dirección Registral y de Marina Mercante de la Prefectura Nacional Naval (PNN) se han reconocido títulos de egresados de ERCNA Carmelo… Más de un egresado ha obtenido su Patente y actualmente es Patrón de Cabotaje, tras estudiar en la Escuela de Carmelo… Pero ahora parece que no se pudiera… o no se quisiera reconocer.

Es todo muy raro o, al menos, confuso.

Es así que el Semanario EL ECO consultó al Referente Marítimo que funciona como asesor de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU), Capitán de Navío (Retirado) Daniel Sorribas, quien se limitó a expresarle que “…El tema ya está solucionado, es viejo eso…”.

Cuando desde el Semanario EL ECO le comentaron que es llamativo que eso se hubiera solucionado, ya que se habían encontrado con este problema en la actualidad, volvió a señalarles que “…Eso ya está solucionado…”.

Hay algo claro y es que lo que se dice que se solucionó… No se solucionó.

A su vez desde el Semanario EL ECO se comunicaron con la Armada Nacional donde su vocero expresó que desde la Armada “…Hay voluntad para atender…” una solución al problema que se genera con la ERCNA.

Esta no es la única situación que se ha planteado al respecto, dado que un grupo de trabajadores del sector planteó a la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU) la posibilidad de realizar una Articulación de Cabotaje, como la realizada en años anteriores, para patrones de tráfico con probada experiencia y ciclo básico aprobado, y, por notificación, se les habría negado la posibilidad de hacerlo en ERCNA Carmelo.

Consultado sobre el tema, un Patrón de Tráfico expresó a este Boletín Informativo Marítimo que “…No hay dudas, no se quiere que podamos avanzar y esto solo beneficia a los Oficiales Retirados de la Armada que obtienen sus Patentes sin mucho trámite porque a la ERCNA no la reconocen…

La pregunta que muchos se hacen es: “… Si Marina Mercante no reconoce los títulos de ERCNA ¿entonces sacarán las patentes de los que ya las han asentado y que egresaron de los mismos cursos que ahora se niegan?…

Un ex – alumno expresó que “…Esto es una tomada de pelo, nos sentimos estafados por el Estado. Dejamos 3 años de estudios que hacemos normalmente luego de trabajar. Sólo quienes lo hacemos sabemos de qué hablamos. Trabajar todo el día o toda la noche, viajar, dejar nuestra familia, para dedicarlo a aspirar a un futuro mejor y no poder asentar esta patente por temas administrativos dentro del Estado, es sentirse estafado. Seguro quienes cobran el sueldo que les pagamos con nuestros impuestos lo hacen todos los meses, pero no pueden solucionar esto simplemente por falta de voluntad. Ojalá que se solucione, por nosotros y por los que vendrán…

Desde el grupo de Patrones de Tráfico que solicitó que se forme una Articulación de Cabotaje, se expresó que “…No entendemos nada, ahora nos dicen que no por el Artículo 54° del Decreto 311 ¡pero el mismo no dice nada sobre el tema!”.

Efectivamente si hacemos una lectura del Artículo 54° del Decreto N° 311/2009, el mismo expresa que “…La Gente de Mar que poseyendo Títulos y Patentes otorgadas para desempeñar funciones en Dragado y Remolcadores desee desempeñarse en ultramar o cabotaje, deberá ceñirse a lo establecido en el Convenio STCW´95 y formular su solicitud ante la Dirección Registral y de Marina Mercante la que la remitirá a la Unidad Coordinadora para su estudio y recomendación…”.

Seguramente se quiso hacer mención a lo dispuesto en Artículo 71° según el cual “…En correspondencia con el Decreto N° 386/1989 “Reglamento de Patrones de embarcaciones de bandera Nacional” de fecha 22 de Agosto de 1989, el Título de Patrón de Cabotaje, otorgado por la Escuela Técnica Marítima del Consejo de Educación Técnico Profesional…”.

Asimismo, el Artículo 79° establece que “…A partir de la vigencia de esta norma, los exámenes para otorgar títulos de “Patrón de Cabotaje”, “Patrón de Pesca” o “Patrón de Tráfico” deberán ser rendidos en un Centro de Formación Nacional…”.

De acuerdo a lo que dispone la norma, el título lo otorga la Escuela Técnica Marítima (que ahora se llama Escuela Técnica Superior Marítima) pero nada impide que se realice en otros lugares ya que, en definitiva, la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU) es la “institución madre” de todas ellas, no una escuela independiente y asilada.

Un aspecto que no puede ni podría pasarse por alto es:

¿Por qué se dan estos cursos en Carmelo?

La razón es sencilla y fácil de comprender.

Negarle a un Adulto – con familia, con trabajo, con obligaciones como las de cada uruguayo que día a día deja su alma y vida para mantener su familia e incluso para pagar sus impuestos con los que se mantiene el país – la posibilidad de acceder a una Acreditación de Saberes – que incluso se encuentra prevista en las normas en vigencia – y no habilitar el sistema para que puedan mejorar, avanzar y profesionalizarse, es de una mezquindad que valoramos como inhumana.

Decirle, a quien estudia tres años, que no puede asentar su patente porque hay una falla administrativa… luego de que hace 10 años se vienen asentando sin inconvenientes y luego decir que “ya está solucionado” y los interesados se vuelven a golpear con el mismo problema es, como mínimo, “faltarle el respeto a la gente y tomarle el pelo” (como más de uno así lo ha sentido).

En algún escrito se ha utilizado la palabra “oportuno”, que – específicamente – indica que “no nos parece oportuno”; dicha palabra, de acuerdo a lo que expresa la Real Academia Española, viene del latin “opportūnus” y significa “…Que se hace o sucede en tiempo a propósito y cuando conviene …”.

Es decir, se trata de una cuestión de conveniencia…

Los más de 100 alumnos que, en Carmelo, han estudiado para ser Patrones y cuyas familias han entendido que es “oportuno” hacerlo allí, porque las condiciones están dadas y, además, se ha demostrado, en más de 10 años de formación, que sus egresados son requeridos por las empresas navieras.

Desde hace más de 10 años se están dictando estos cursos, pero parece que hay quienes entienden que “no es conveniente”.

Muchos en Carmelo consideran que hay sectores que no quieren que se dicten estos cursos de Formación de Patrones, porque, de lo contrario, no surgirían – todas las semanas – más y más trabas.

Quienes tienen el verdadero poder de decisión – y no los mandos medios – deberían interiorizarse más de estos asuntos e interiorizarse en las razones, jurídicas, sociales y laborales por las que, en Carmelo, se dictan cursos de Patrones.

A continuación transcribimos, de otras publicaciones, lo que se expresa sobre ERCNA Carmelo:

“… Por el Decreto N° 311/2009 del 6 de Julio de 2009, se aprobó la Reglamentación del Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la Gente de Mar. Es por dicha norma que los Cursos de Náutica y Pesca se comienzan a dictar en la Escuela de Reparaciones, Construcciones Navales y Anexos (ERCNA Carmelo), ya que el Artículo 77° dispone que “…Los Títulos de Patrón de Tráfico serán otorgados por la Escuela Técnica Marítima del Consejo de Educación Técnico – Profesional…”

Hasta la promulgación del Decreto N° 311/2009 las Patentes de Patrón de Tráfico se otorgaban en la Prefectura de Puerto tras un examen.

Acorde a lo dispuesto entonces y a partir de dicho momento, no se pueden dar más estos exámenes para Patrones de Tráfico, que son Patentes para zonas portuarias; por ende, se debía concurrir a Montevideo y realizar el Curso de Náutica y Pesca que tras dos años se otorgaba el Título Patrón de Tráfico”.

Visto desde Montevideo esto no ofrecía ninguna dificultad… Pero desde la realidad portuaria del interior del país y, en particular, del Litoral Oeste y, más específicamente, desde el Puerto de Nueva Palmira – principal terminal granelera del país – quienes aspiraban a tener la Patente de Patrón de Tráfico debían dejar dos años de trabajar para ir a estudiar a la Escuela Técnica Superior Marítima, ubicada en Montevideo.

Ante dicha realidad se planteó la posibilidad de comenzar a dictar el mismo curso en el interior del país y, más específicamente, en la ciudad de Carmelo y en la Escuela de Reparaciones, Construcciones Navales y Anexos (ERCNA), donde se podría cubrir la zona desde Juan Lacaze (Colonia) hasta Mercedes (Soriano) quedando comprendidos Carmelo, Colonia, Nueva Palmira e, incluso, Dolores.

Una propuesta muy desafiante e interesante; si bien no se cubriría todo el país, quedando sin cubrir el litoral Este y el resto de los puertos del litoral Oeste, ello significaba un accionar por demás interesante y una descentralización de la Educación Marítima sin precedentes

Así, desde la Escuela de Reparaciones, Construcciones Navales y Anexos (ERCNA) “se comenzó a ser parte de una utopía de muchos“: dictar el Curso de Náutica y Pesca y lograr el egreso de los primeros Patrones de Tráfico y Pesca Costera de dicho Centro Educativo. Así, tras dos años, surgieron los primeros egresados… ¡Los primeros Patrones de Cabotaje y Pesca de Media Altura de la ERCNA! ¡Los primeros Patrones de Tráfico y Patrón de Pesca Costera de la ERCNA!

Ese proyecto utópico, por el cual muchos no daban nada mientras que otros estaban convencidos de que fracasaría, no sólo estaba en marcha sino que, un año después y al finalizar el Bachillerato Profesional, egresaban los primeros Patrones de Cabotaje y Pesca de Media Altura (lo que se logró luego haberse decidido no iniciar el primer año, por razones de presupuesto, y luego de muchas idas y venidas tanto desde la Dirección como desde el Cuerpo Docente).

No sólo llegaron jóvenes desde Colonia y Soriano sino que también de Maldonado y no sólo egresaron alumnos sino que se formaron verdaderos profesionales y, a modo de ejemplo, en el año 2013 y en el Concurso de Jóvenes Emprendedores (organizado por la Universidad de Trabajo del Uruguay – UTU y la Corporación Nacional para el Desarrollo – CND) se ganaron reconocimientos.

La sorpresa fue enorme y al año siguiente ERCNA tenía aprobado los tres años del Curso de Náutica y Pesca y, ya en el primer año, las inscripciones habían crecido exponencialmente (con muchos aspirantes en una lista de espera, lo cual se mantiene hasta nuestros días).

El equipo docente y de dirección así como la propia industria – que requería de los jóvenes profesionales – entendió que se debía seguir avanzando y comenzaron las conversaciones para lograr un Curso Técnico Terciario que, en su primer año, habilitara a obtener los títulos de “Patrón de Pesca de Altura” y “Patrón de Hidrovía” (lo cual resulta lógico ya que Carmelo está frente a la Hidrovía Paraguay – Paraná y mucho más lejos de Montevideo, que es donde se dictaba hasta ese momento).

También comenzaron las primeras acciones para que dar cumplimiento a lo dispuesto en el Artículo 11° del Decreto 386/1989 del 22 de Agosto de 1989 (“Reglamento de Patrones de Cabotaje de embarcaciones de Bandera Nacional”) por el cual “…Los egresados de la Escuela Técnica Marítima del Consejo de Educación Técnico Profesional, cuando deban efectuar un tiempo de navegación para obtener la Patente correspondiente, deberán cumplir, como mínimo, 180 días en régimen de embarco calificado. Se entiende por tal, haber navegado en buques del Registro de Cabotaje en la Actividad Cabotaje o Pesca, debiendo realizar semanalmente un mínimo de 3 (tres) ejercicios de navegación que incluyan manejo de instrumental, en Libreta de Cálculo especialmente instituida al efecto, cuya corrección quedará a cargo del equipo docente de la Escuela Técnica Marítima. Estos ejercicios, deberán ser presentados ante la Dirección Registral y de Marina Mercante en el momento de solicitar la Patente correspondiente…”.

En este año (2021) – tras largas, extensas e incluso constantes trabas y dificultades – se logró habilitar el cargo de “Asistente de Corrección de Libretas de Cálculo” y un llamado para “Coordinador de Embarque”, los cuales representan un avance sustancial.

Asimismo, debemos hacer una mención especial al año 2014 cuando se realizó una “Articulación de Cabotaje” para que Patrones de Tráfico y Marineros experimentados – que no podían estudiar bajo el régimen de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU) – accedieran a una “Acreditación de Saberes”, por convenio entre la División de Capacitación y Acreditación de Saberes (DICAS) y el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP), para así lograr, en un año, acreditar sus conocimientos, tener clases de los puntos más débiles y, tras varios exámenes, obtener el título de “Patrón de Cabotaje”.

Actualmente todos los egresados de dicha “Articulación” se encuentran cumpliendo – o han cumplido – funciones como “Patrón de Cabotaje” y ello no es un detalle menor sino que es fundamental ya que se pudo cumplir con el objetivo planteado: “formar profesionales”.

Posteriormente, en el año 2018, se aprobó el Curso Técnico Terciario de Náutica y Pesca que finalizó en el año 2020 y donde, luego de dos años adicionales de estudios, un grupo de estudiantes hizo historia convirtiéndose en los primeros “Técnicos en Náutica y Pesca” egresados de la Escuela de Reparaciones, Construcciones Navales y Anexos (ERCNA) con los títulos de “Patrón de Hidrovía”, “Patrón de Pesca de Altura” y “Patrón de Pesca de Ultramar”.

De esta forma, ERCNA no sólo logró pasar la prueba de fuego de dictar los primeros años de los cursos de Náutica y Pesca, sino que los mismos se consolidaron con una importante matriculación de alumnos los mismos que lograron embarcarse para conocer la vida a bordo y tener sus primeras experiencias en buques y empresas navieras de la zona (que colaboraban con la Escuela e incluso contrataban – y aún hoy siguen contratando – a los egresados).

¡En ERCNA, desde Carmelo, se logró cumplir un sueño!

Esta visión histórica – desconocida por algunos e ignorada por otros – es fundamental: los cursos de Náutica y Pesca se instalaron en la ERCNA y satisfacen una demanda educativa, social y profesional que crece año a año…

A modo de conclusión, algo queda claro: quienes deben tomar las decisiones no parecen que estén bien asesorados porque las suyas no sólo son decisiones administrativas sino que también son decisiones políticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí