COMPLEJO INDUSTRIAL Y PORTUARIO DE PECÉM: UN DESARROLLO MODERNO Y VISIONARIO

Autores: Dra. Giovanna Martins Wanderley; Cap. Navío (R) y Dr. Rogério de Oliveira Gonçalves; Ing. Alejandro Castro Gueçaimburú

HISTORIA DEL PUERTO DE PECÉM

El complejo de Pecém es una notable pieza de ingeniería portuaria moderna. Puede que sus inicios hayan comenzado en la década de 1990, pero las discusiones sobre el mejor sitio portuario de la costa de Ceará se remontan a siglos atrás.

Todavía en el siglo XVIII, la historia económica local pasó por la construcción del embarcadero de Fortaleza, que permitió la salida de la producción local de ganado y algodón, el producto más importante de la época. Estas instalaciones portuarias permitieron la independencia económica del puerto de Recife y favoreció las transacciones comerciales con Hamburgo, Le Havre, Nueva York, Barcelona y Trieste.

En 1837, el gobernador de la provincia de Ceará, José Martiniano Alencar, ya preveía la importancia de un gran puerto para promover el desarrollo regional: «El puerto es para Ceará lo que la corona es para el rey. Sin uno, el otro no tiene autoridad«.

En el siglo XX se crearon nuevas instalaciones portuarias, con los puertos de Aracatí y Camocim. Sin embargo, después de la Primera Guerra Mundial, los estudios para la construcción del Puerto de Mucuripé convirtieron esta instalación en el puerto oficial de Fortaleza.

A partir de los años 70s, ya se preveía la necesidad de un nuevo puerto que complementara la Terminal de Mucuripé, en Fortaleza. De los distintos sitios estudiados (Paracurú, Fortim, Camocim y Pecém), Pecém fue el que mejor se adaptaba a las características buscadas.

En los 80s, las operaciones de Petrobras con la distribución de derivados del petróleo a otros Estados, hicieron que se iniciaran los estudios para la creación de una nueva unidad portuaria, que demostró una mayor viabilidad en la ciudad de São Gonçalo do Amarante, la Terminal Portuaria de Pecém.

En Marzo de 1995, el Grupo de Buques Hidro – Oceanográficos de la Marina de Brasil inició los estudios batimétricos de la costa del Estado de Ceará, en la región del accidente geográfico llamado Ponta do Pecém, en el municipio de São Gonçalo do Amarante, a unos 60 km de la capital del Estado, Fortaleza. El proyecto incluía obras de tres tipos diferentes: en tierra (en la zona del retropuerto), en alta mar (marítima) y en infraestructuras.

El Complejo Pecém, que antes se llamaba Compañía de Integración Portuaria de Ceará – Cearáportos, es una empresa de economía mixta creada por medio de un Decreto de la Asamblea Legislativa del Estado de Ceará y sancionada por la Ley Nº 12.536 del 22 de Diciembre de 1995, del Gobierno del Estado de Ceará.

En 2011, la Asamblea Legislativa del Estado de Ceará aprobó la Ley Nº 15.083 del 17 de Noviembre de 2011, que instituye el modelo de gestión del Complejo Industrial y Portuario de Pecém (CIPP), creando el Consejo de Gestión y la Unidad de Gestión. Según su Plan Director, el concepto original del Complejo, basado en la política de desarrollo del Estado, pretendía implantar industrias ancla con fuertes interdependencias técnicas de sus respectivas cadenas de producción de gran importancia para el desarrollo económico, la formación de ingresos y la creación de empleo. El supuesto era que dichas industrias atraerían el despliegue de otras unidades industriales y de servicios, componiendo importantes cadenas productivas o “clusters” (arreglos productivos locales), con gran capacidad de impulsar el desarrollo regional.

GENERALIDADES

El Complejo Industrial y Portuario de Pecém (CIPP) surgió como un elemento capaz de sustanciar y satisfacer las demandas empresariales, con el objetivo de servir a las actividades industriales básicas centradas en la siderurgia, el refinado de petróleo, la petroquímica y la generación de energía.

Es importante destacar que el proyecto fue concebido para que los perfiles de las playas de la región no se vieran alterados por las construcciones y que el mismo comenzó a funcionar, comercialmente, en Noviembre de 2001 siendo inaugurado en Marzo de 2002.

Situado entre los municipios de Caucaia y São Gonçalo do Amarante, a 60 km de Fortaleza, ocupa una gran superficie de 13.337 hectáreas. El Complejo de Pecém está creciendo con la intención de desarrollar la economía local, regional y nacional mediante la manipulación de materiales siderúrgicos, fertilizantes, graneles y contenedores.

El plan director del Complejo divide la región en cuatro sectores: el primero corresponde a las centrales termoeléctricas y la Companhia Siderúrgica do Pecém (CSP), el segundo al polo de refinería y petroquímica, el tercero al área industrial y el cuarto al área institucional, de servicios y SPA. Empresas grandes y estratégicas para Ceará están instaladas en la región. Actualmente, el Complejo reúne 30 empresas (22 en funcionamiento y las demás están en fase de implantación). En conjunto, suman inversiones del orden de US$ 5.000 millones generando 51.000 empleos directos e indirectos.

El Complejo Pecém, compuesto por área industrial, el puerto y la Zona Franca de Exportación (ZPE), encaja en la categoría de “hubport” o “megapuerto”, mientras que el Puerto de Fortaleza puede clasificarse como “feedport” o “puerto de ciudad”. El Puerto de Pecém, con una amplia área de almacenamiento de cargas en su entorno, atracaderos off – shore de aguas profundas que no dependen del dragado, amplia una dársena de evolución para embarcaciones y, además, un sistema logístico privilegiado, tiene como aptitud primordial la recepción y concentración de grandes volúmenes de cargas con flujo tanto de entrada como de salida y, a partir de ellos, la redistribución de dichas cargas a otros “hubports” fuera de Brasil así como a puertos secundarios o “feedports”.

EL PUERTO DE PECÉM

El Puerto de Pecém nació bajo la fuerte influencia de una planificación muy bien llevada que supo despertar el interés internacional desde el inicio de su funcionamiento a principios de este siglo. El hecho de que permita las operaciones en alta mar, en aguas profundas, y que posibilite la operación de buques de diferentes calados es un impresionante factor de competitividad para la unidad portuaria.

Con su profundidad natural, fue diseñado como un puerto offshore, teniendo en cuenta las más modernas normas de seguridad para puertos de este tipo, asegurando el espacio necesario para una futura expansión a largo plazo.

El Puerto de Pecém fue construido en el año 2002. Es un eslabón de la cadena logística del transporte marítimo y tiene como uno de sus objetivos permitir el funcionamiento de las actividades portuarias e industriales integradas, esenciales para el desarrollo de un complejo industrial en Pecém asumiendo, por tanto, las características de un Puerto Industrial. Consta de tres muelles (diseñados para una profundidad máxima de 18,00 m): el primero (Muelle 1) para graneles secos, líquidos y carga general no contenerizada; el segundo (Muelle 2) para graneles líquidos; y el tercero (Terminal Multipropósito) para graneles secos, carga general contenerizada y no contenerizada.

Al tratarse de una terminal off shore, los muelles de atraque están protegidos de la acción de las olas y las corrientes por un rompeolas en forma de «L» de 2.770 m de longitud estando conectados a tierra firme por un puente – carretera que une el patio de almacenamiento con las instalaciones de atraque.

Vista general del Puerto de Pecém

El 1° de Agosto del 2020 entró en funcionamiento el Muelle 10 cuando el buque Log-In Polaris atracó en el mismo para así convertirse en el primer barco en utilizar las instalaciones de la Terminal Multipropósito, que tiene capacidad para recibir buques de hasta 330 m de eslora con calado de hasta 15,30 metros. Ello supuso la primera operación simultánea en los puestos N° 9 y 10, donde ya estaba atracado el buque Hayling Island. Fue la primera vez en la historia de las operaciones de Pecém que se utilizaron simultáneamente estos dos atracaderos.

Con la conclusión de estas obras, se completó la segunda ampliación del Puerto de Pecém, que incluyó una serie de inversiones para aumentar la capacidad operativa de la terminal portuaria.

Al presente, está previsto que en las instalaciones del Puerto se realicen las siguientes operaciones:

  • Embarque y desembarque de materias primas siderúrgicas (mineral de hierro).
  • Carga y descarga de productos de acero acabados (placas planas y bobinas).
  • Carga y descarga a granel de fertilizantes y cereales.
  • Carga y descarga de contenedores.
  • Descarga de cargas líquidas y gaseosas a granel.
  • Carga y descarga de cargas de proyecto y sobredimensionadas no contenerizadas.

Muelles operados por APM Terminals y multipropósito

Atraques para graneles sólidos y líquidos

El Puerto de Pecém concluyó el último mes de Octubre con el movimiento de 2.100.000 toneladas, un resultado que está dando a la terminal Cearense un nuevo récord. A lo largo del mes, se desembarcaron 1.400.000 toneladas de carga (68% más que en Octubre de 2020) y se embarcaron 700.000 toneladas (15% más que en Octubre de 2020) a puertos de Brasil y del mundo. Entre los principales cargamentos manipulados se destacaron: minerales, combustibles minerales, hierro fundido, cereales, sal y productos de la industria molinera.

Con el resultado de Octubre, el Puerto de Pecém registró un movimiento acumulado de 18.100.000 toneladas en los diez primeros meses del año 2021, alcanzando el récord anual registrado en 2019.

«Este resultado confirma la reanudación del crecimiento de los movimientos de nuestra terminal. Las cifras indican el mejor período acumulado de nuestra historia. En diez meses superamos todo el año 2019, cuando registramos nuestro mejor movimiento desde que se inauguró el Puerto de Pecém en 2002. Ahora, nos queda la expectativa para el cierre de 2021, que debe llevarnos a la increíble marca de 20 millones de toneladas movidas«, declaró Danilo Serpa, presidente del Complejo Pecém.

Además, Octubre fue el tercer mes consecutivo en el que el Puerto de Pecém registró un movimiento superior a los dos millones de toneladas en un solo mes. Agosto, Septiembre y Octubre fueron, por lo tanto, considerados los meses con mejor movimiento del 2021, pues juntos sumaron más de seis millones de toneladas movidas.

Las operaciones con contenedores son variadas: importación, exportación, cabotaje y transbordo. Se exportan en contenedores grandes cantidades de frutas, cereales, plásticos y productos industriales. Los volúmenes de contenedores, en combinación con las actividades industriales, se benefician del potencial para almacenamiento en frío, almacenamiento en general y centros de distribución.

APM Terminals Pecém movilizó en 2020, 390.000 TEUs. Dicha cifra representa un aumento de alrededor del 10% en comparación con el año 2019, siendo los principales impulsores de las exportaciones las unidades refrigeradas y las importaciones.

El cabotaje/transbordo creció un 5% en volumen total en comparación con el año 2019, registrando alrededor de 330.000 TEUs manejados durante el año 2020. Con esto, el cabotaje/transbordo siguió representando la mayor parte de los movimientos de la terminal con cerca del 85% del volumen total. APM Terminals Pecém ofrece 6 líneas de cabotaje que conectan el Sur y el Noreste de Brasil y también con Manaos, siendo un lugar estratégico para la exportación e importación.

En términos de cargas de larga distancia, APM Terminals Pecém registró un crecimiento del 49% en comparación con el año 2019. La exportación y la importación representan el 15% del volumen total manejado.

Pecém también destaca a nivel nacional, siendo la Terminal que más crece en Brasil en el año 2020. Según datos de Datamar, en el año 2020 APM Terminals Pecém ocupó el primer lugar en el crecimiento de las exportaciones, con un índice del 47% y ocupó el segundo lugar en las importaciones, con un aumento del 20%.

Para el año 2021 la previsión es superar los 400.000 TEUs movilizados por la Terminal.

Daniel Rose, Director General de APM Terminals Pecém, comenta: «Comenzamos el año con una perspectiva de crecimiento entre el 5% y el 6%, sin embargo la pandemia nos obligó a prepararnos para varios escenarios, incluyendo una caída de volumen«.

Las impresionantes cifras son, en gran medida, el resultado de los buenos resultados de la industria frutícola.

APM Terminals Pecém registró un aumento del 73% en el movimiento de contenedores para la temporada de cosecha de frutas 2020/2021, siendo la principal terminal de exportación y la instalación elegida por los principales exportadores de la región.

André Magalhães, Jefe Comercial de APM Terminals Pecém, destaca a la infraestructura como un factor importante, que atrae a la región buques más grandes y más servicios: «Tenemos plena capacidad para absorber este potencial. Por ejemplo, operamos con dos grúas Super – Post-Panamax, lo que aumenta la capacidad operativa y reduce el tiempo de funcionamiento de los buques en el puerto«.

Otros beneficios de la terminal incluyen un escáner operativo del 100%, programación automática para la entrega y retirada de contenedores y 1.200 tomas para contenedores refrigerados (la mayor capacidad instalada de la región), que reduce el tiempo de espera de los camiones y mantiene la temperatura deseada de la carga según lo acordado con el cliente.

En el año 2020, APM Terminals Pecém llevó a cabo una ampliación del muelle, que aumentó su capacidad para recibir dos buques atracados simultáneamente y redujo el tiempo de inactividad entre la operación de los buques. La terminal forma parte de un pequeño grupo de instalaciones que pueden manejar buques de 366 m de eslora y 15,30 m de calado y así recibir una nueva familia de superbuques con una capacidad superior a 12.000 TEUs.

EL COMPLEJO INDUSTRIAL DE PECÉM

La Zona Franca de Exportación (ZPE) Ceará fue la primera que empezó a funcionar en Brasil, hace ocho años, y es la única en funcionamiento. Durante este periodo ya ha manipulado más de 61 millones de toneladas. En total, tiene 6.182 hectáreas. Su Área de Despacho de Aduanas (ADA) está estratégicamente situada a sólo 6 km del Puerto de Pecém, a menos de 60 km de la capital de Ceará y a 56 km del Aeropuerto Internacional de Fortaleza. Es miembro de la Asociación de Zonas Francas de las Américas (AZFA) y de la Organización Mundial de Zonas Francas (WFZO).

Eduardo Neves, presidente de la ZPE Ceará, destacó el papel dinamizador de la economía de estas zonas: «Hay 630 zonas francas en América Latina. Tienen 13.000 empresas de servicios e industrias que generan casi un millón de empleos directos. Exportan unos US$ 38.000 millones y representan, por término medio, casi el 6% del PBI de los países donde están instaladas. Aquí, en nuestra ZPE, representamos más del 50% de las exportaciones de Ceará. Tenemos una zona preparada para recibir a las empresas. Con el nuevo marco legal, creemos que la ZPE puede ser un fuerte instrumento de atracción para el desarrollo de Ceará«.

El sector 1 de la ZPE tiene 1.251 hectáreas y cuenta con tres empresas instaladas: Companhia Siderúrgica do Pecém (CSP), la primera planta integrada del Nordeste; White Martins y Phoenix. Danilo Serpa, presidente del Complejo de Pecém, destacó el movimiento récord que está teniendo el Puerto de Pecém; «El puerto de Pecém está batiendo este año todos los récords. En octubre, con lo que ya se ha movido, superaremos a 2019, que fue el mejor año de la historia. Deberíamos cerrar este año con 21 millones de toneladas movidas«.

Con 1.911 hectáreas, el Sector 2 de la Zona Franca de Exportación (ZFE) Pecém, fue inaugurado en el pasado mes de Noviembre. El Gobierno del Estado invirtió US$ 2,5 millones en el acondicionamiento del espacio con vías de acceso pavimentadas y carreteras secundarias, infraestructura de transmisión de energía eléctrica, iluminación, fibra óptica y circuito cerrado de televisión. El espacio recibirá plantas industriales para la producción de hidrógeno verde, entre otros proyectos.

El gobernador Camilo Santana destacó el trabajo que se está realizando en la región para dotar al espacio de infraestructuras y, en consecuencia, atraer a más empresas: «Esta acción es una entre otras que el Gobierno ha realizado en materia de infraestructuras. Aquí hay una visión que comenzó por los antiguos gobernantes, que vieron en el Complejo de Pecém una oportunidad para el desarrollo de Ceará. Esta ZPE – Sector 2 está toda estructurada, son casi 2.000 hectáreas. Estamos reuniendo cada vez más todas las condiciones para transformar a Ceará en un polo tecnológico, portuario, aéreo y, si Dios quiere, de hidrógeno verde. Podemos cambiar el perfil económico del estado en los próximos diez años.

La expansión de la Zona Franca de Ceará trae un diferencial, que es la flexibilidad en la división de sus lotes, permitiendo una división en varios tamaños. La idea es atraer, además de los grandes proyectos ya preestablecidos a través de protocolos de intenciones para el sector, como el hidrógeno verde, y a otras empresas. «Viene una empresa de producción de energía eólica marina, una refinería con inversión privada israelí que ya tiene terrenos reservados y proyectos mineros» dijo Maia Junior, secretaria de Estado de Desarrollo Económico y Trabajo.

El sector 2 de la ZPE se encuentra en el municipio de Caucaia. El alcalde Vitor Valim reforzó el compromiso de contribuir a la llegada de nuevas empresas y ayudar a generar puestos de trabajo e ingresos: «Una cosa que no podía dejar pasar en contra del desarrollo que el Gobierno del Estado ha estado haciendo, es la tasa máxima de exención que el Gobierno Municipal podría dar para que más industrias se instalen en la ZPE, y así se hará«.

La gran apuesta para el éxito del Sector 2 de la ZPE es la llegada de empresas de energías renovables, como el gas natural y el hidrógeno verde. Ya existen 12 protocolos de intención y uno más que se está sumando a otros cinco que ya estaban en negociación; se totalizan, así, 18 protocolos de inversionistas que ven en Ceará la posibilidad de transformar el Estado y colocarlo en la posición de proveedor líder de nuevos combustibles.

En medio de los numerosos retos a los que se enfrentó el sector de la construcción pesada durante la pandemia, como el cierre de la economía y la falta de materias primas, Ceará acabó en el centro de los debates mundiales sobre la producción de hidrógeno verde, abriendo la puerta a convertirse en un importante centro de este combustible en Brasil.

En Ceará hay sol y vientos que generan energía solar y eólica, las cuales se complementan. Además, su posición geográfica estratégica favorece las exportaciones de hidrógeno verde a los principales mercados de consumo, haciendo que Ceará, en poco más de un año, atraiga la atención de inversores de todo el mundo. Y esto pondrá al sector de la construcción pesada en un nivel importante, por la cantidad de obras y proyectos de infraestructura que se demandarán, aumentando la actividad de manera muy fuerte.

Se espera que en los próximos años el Estado, pionero en los segmentos de la energía eólica y solar, reciba inversiones en infraestructuras del orden de miles de millones de dólares. Para ejemplificar la magnitud de estos proyectos, a finales de Octubre, el gobernador Camilo Santana firmó, en Holanda, un memorando de entendimiento con el consorcio europeo Transhydrogen Alliance, que prevé inversiones de US$ 2.000 millones para la producción de hidrógeno verde.

Centrado en la reducción de las emisiones de gases contaminantes, el hidrógeno verde ya es el «combustible del futuro» y pocos lugares están tan bien preparados para el desarrollo de este insumo como Ceará.

La labor de crear un entorno atractivo para las nuevas empresas se refuerza en el discurso Carlos Prado, presidente de la Federación de Industrias del Estado de Ceará (FIEC): «La energía renovable, el aeropuerto internacional, el Puerto de Pecém, los cables de telecomunicaciones marítimas, la primera gran planta desalinizadora, la transposición de las aguas del río São Francisco y la ZPE, que es la joya de la corona, diferencian a Ceará de otros estados en la competencia por atraer nuevos inversores al polo verde del hidrógeno. Este es un momento muy importante«.

LA ASOCIACIÓN CON EL PUERTO DE ROTTERDAM

El interés de los holandeses por Ceará es histórico y se remonta al siglo XVII.

Inicialmente destinado para la caña de azúcar, el objetivo era el establecimiento de un puesto de apoyo logístico para la conquista de Maranhão (que también despertó el interés de los holandeses), así como el mantenimiento de la capitanía de Pernambuco, ya que los portugueses se alejaban cada vez más de los centros productores de azúcar.

En 2017, los trabajos de batimetría multihaz, llevadas a cabo por el Instituto Nacional de Investigaciones Hidrográficas (INPH) y el Centro Hidrográfico de la Armada (CHM), permitieron actualizar los calados de los atraques de Pecém aumentando su alado hasta en tres metros, lo que equivale a recibir buques con capacidad para transportar hasta 150.000 ton más de lo que se estaba operando. Dichos estudios estaban destinados a instruir un memorando de entendimiento entre el Puerto de Rotterdam y el Gobierno del Estado de Ceará (que fue firmado en Marzo de 2017).

Hoy el Complejo de Pecém es una empresa conjunta, formada por el Gobierno de Ceará y el Puerto de Rotterdam, responsable de gestionar y desarrollar el Puerto de Pecém, un área industrial y la ZPE Ceará y es así que, mediante un acuerdo de accionistas firmado en Diciembre del año 2018, la Autoridad Portuaria de Rotterdam adquirió el 30% de las acciones.

Según informara, Allard Castelein, director general del puerto de Rotterdam, dicho puerto lleva 500 años desarrollándose y es responsable del 6% del PBI holandés,

La participación dio a la Autoridad Portuaria de Rotterdam un control conjunto sobre las decisiones estratégicas, los puestos en el consejo de administración y en la gestión del Puerto de Pecém. El Puerto de Rotterdam actúa en una variedad de papeles: como consultor, proveedor, gestor portuario e inversor trabajando de acuerdo con su propia Declaración de Responsabilidad Social (PORT OF ROTTERDAM, 2021).

Imaginar un Puerto en el que una Joint Venture con la Autoridad Portuaria de Rotterdam contribuya en términos administrativos y operativos es algo sumamente auspicioso y sirve de ejemplo para otros puertos brasileños que se van a privatizar en 2022.

Al participar activamente en el escenario marítimo internacional, la Autoridad Portuaria de Rotterdam está generando valor económico y social para la comunidad empresarial holandesa y la región de Rotterdam – Rin. El Puerto de Rotterdam eta creando oportunidades para las empresas holandesas en el extranjero, aprendiendo de las mejores prácticas internacionales, manteniendo la reputación del clúster marítimo de Rotterdam en un alto nivel y generando beneficios financieros con sus actividades internacionales.

Corné Hulst, Director Operativo del Puerto de Pecém en Brasil, ha vivido y trabajado en el extranjero durante más de veinte años: “Es mi tarea utilizar el conocimiento y la experiencia de la Autoridad Portuaria de Rotterdam aquí en Pecém, incluida la mentalidad tradicional de Rotterdam«.

También administra el departamento de ingeniería y las operaciones portuarias: “La participación de Rotterdam en el puerto puede contribuir al desarrollo de la zona y su economía. Esta es una gran motivación para mí como director de operaciones”.

“La mentalidad del Puerto de Rotterdam es importante en el proceso: no hablar, sino hacer y tomar responsabilidades y decisiones”.

El objetivo es ampliar el puerto, y para ello necesitamos el conocimiento y la experiencia de Rotterdam. Los bancos invertirán si saben que el negocio se administrará bien. Algunos de los planes futuros para los próximos 2 a 3 años incluyen la realización de una gran terminal de tanques para almacenamiento y transbordo de combustibles y una conexión de tren al puerto. La acería también está ampliando la producción de 3 a 6 millones de toneladas de acero. Y hay un plan para suministrar GNL a una nueva planta de energía”.

Para Rotterdam, esta asociación es importante por su valor económico añadido. Pecém es un buen caso de negocio con bajo riesgo y alto potencial de crecimiento. Esto permite a la Autoridad Portuaria distribuir su riesgo financiero y Pecém ofrece considerables oportunidades de inversión que a su vez generarán ingresos. También se puede difundir aún más el conocimiento y la experiencia adquirida en todo el mundo.

DADAS LAS CARACTERÍSTICAS DEL PUERTO DE PECÉM Y DE SU GESTIÓN, CADA VEZ MÁS CENTRADA EN EL AUMENTO DE SU PRODUCTIVIDAD, EL PUERTO SERÁ SIN DUDA UN MODELO A REPLICAR EN OTROS LUGARES, CON EL FIN DE AUMENTAR LA EFICIENCIA Y LA SOSTENIBILIDAD DE LOS PUERTOS BRASILEÑOS.

Giovanna Martins Wanderley. Abogada. Postgrado en Procedimiento Civil (UNI–RN) y Postgrado en Derecho Marítimo y Portuario (MLAW). Estudiante del Máster en Propiedad Intelectual y Transferencia de Tecnología (UFERSA–PROFNIT). Investigadora del Centro de Estudios Avanzados en Derecho Internacional y Desarrollo Sostenible (PUC–PR). Directora Jurídica del Museo Marítimo Virtual del Extremo Oriente de las Américas (Brasil).

Rogério de Oliveira Gonçalves. Capitán de Navío (Retirado) de la Armada de Brasil. Abogado e Investigador. Centro de Estudios en Derecho del Mar Vicente Marotta (CEDMAR) – Universidad de San Pablo. Grupo de Estudios en Derecho, Recursos Naturales y Sustentabilidad (GERN) – Universidad Nacional de Brasilia. Grupo de Estudios en Constitución, Empresa y Mercado (GECEM) – Universidad de Brasilia. Candidato a la Maestría en Derecho de la Universidad de Brasilia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí