COMISIÓN MIXTA DEL RÍO PARANÁ (COMIP): 50 AÑOS A FAVOR DEL RÍO

El Paraná está entre los ríos más importantes del mundo. Un dato que muestra el valor de sus aguas. De su inmenso caudal. De su riqueza ictícola y de su navegabilidad. La importancia que tiene como frontera internacional. Y su gran potencial natural para el desarrollo socioambiental.

En este inmenso río, Argentina y Paraguay comparten el tramo que recorre desde la desembocadura del Iguazú, hasta la confluencia con el río Paraguay. Cuando un río separa los territorios de dos países, es fronterizo. Como tal, necesita de un Acuerdo entre ambos para convenir las formas en que se van a llevar adelante las tareas de Administración en su tramo común.

En esta lógica, nació hace 50 años la Comisión Mixta Argentino Paraguaya del Río Paraná (COMIP). Fue el 16 de Junio de 1971, cuando el Paraguay y la Argentina suscribieron el convenio que la creó. Un acuerdo que fue aprobado por el Paraguay mediante la Ley N°270 del 30 de Julio de 1971 y por la Argentina a través de la Ley N°19.307 del 11 de Octubre de 1971. Dicho convenio estableció las funciones y el área en que la Comisión ejerce jurisdicción.

En cuanto a funciones, precisa “el estudio y evaluación de las posibilidades técnicas y económicas del aprovechamiento de los recursos del río Paraná”. Y en lo referido al área geográfica, demarca el tramo limítrofe ya especificado entre los dos países. Dentro de ese espacio, se excluyó de la competencia de la COMIP las facultades otorgadas a la entonces Comisión Mixta Paraguayo – Argentina de Yacyretá – Apipé, a quien sucedió en 1973 la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).

Para simplificar el profuso intercambio internacional de compromisos, se destaca el Convenio Tripartito de 1979 (Argentina – Paraguay – Brasil) referido a velocidad y variaciones horarias y diarias de nivel que provee Itaipú Binacional. Un tema que se complementa con el Acuerdo de 1989, por el cual la Comisión recibió de Argentina y Paraguay atribuciones sobre el control de calidad del agua y del recurso íctico.

Por último, Paraguay y Argentina decidieron, en Marzo de 1992, que “una única Comisión se ocupe de todos los aspectos vinculados con el tramo del rio Paraná…” otorgando a la COMIP competencia semejante a las comisiones fluviales binacionales existentes en la Cuenca del Plata. Se agregaron así, como funciones propias, la navegación y el control del ambiente.

¿QUÉ HACE LA COMIP PARA ESTAR A FAVOR DEL RÍO?

Básicamente, administrar. Esta tarea implica poner en marcha un conjunto de acciones independientes, articuladas entre s y con un denominador común: la sustentabilidad del recurso y del uso. Para esto, es indispensable una tarea de coordinación entre la COMIP, los organismos nacionales, provinciales, las ONG ́s, la comunidad educativa, el comercio y la industria de Argentina y Paraguay. Con una premisa fundamental: buscando instalar que, para que el Río esté a favor, hay que estar a favor del Río.

COMIP lleva adelante su gestión a través de Convenios de Cooperación con socios de Argentina, Paraguay y otros países. Particularmente, con universidades, gobiernos nacionales, provinciales y distritales. En ésta lógica, la Comisión pone el acento en diferentes ítems: a) riqueza ictícola; b) hidrología y calidad de Agua; c) censo de usuarios del río, d) navegación; y e) estudios y proyectos hidroeléctricos.

RIQUEZA ICTÍCOLA:

Esta región contiene una diversidad de peces muy importantes, contando con cerca de 250 especies, lo que representa aproximadamente un tercio del total de toda la Cuenca del Plata. Esta diversidad de especies es aprovechada por el hombre haciendo diferentes usos sobre una veintena de peces. Estos usos son principalmente recreativos. Esta forma de uso del recurso genera un ingreso económico importante para la región, tanto por la actividad turística de la pesca recreativa, como por todo el abastecimiento que el turismo necesita.

Por último, la pesca comercial está limitada solo a las orillas de los ríos Paraná y Paraguay, con la salvedad que en costas de la Provincia de Corrientes no está permitida.

La conservación de la riqueza ictícola del río Paraná es un objetivo central de la COMIP y una responsabilidad de los organismos municipales, provinciales, nacionales e internacionales pertinentes. Su protección debe ser una condición primordial para quienes se relacionan con el río. No es casual, entonces, que COMIP sea la Secretaria Permanente del “Convenio sobre Conservación y Desarrollo de los Recursos Ícticos en los tramos limítrofes de los ríos Paraná y Paraguay” que cuenta con una normativa de alcance binacional. Las provincias que se encuentran dentro de la competencia de la COMIP, tienen una normativa específica provincial sobre el tema.

Para sintetizar, destacamos tres iniciativas actuales:

  • “Evaluación de la Piscicultura en la Provincia de Corrientes en la franja Costera del Río Paraná en su Tramo Compartido entre Argentina y Paraguay“
  • “Evaluación de la Pesca Recreativa en el Río Paraná en Tramos Compartidos Entre Argentina y Paraguay“
  • ‘Caracterización de la Pesquería y Ensayo Piloto de Marcación de Peces de Especies Blanco”.

HIDROMETEOROLOGÍA Y CALIDAD DE AGUA:

En lo que hace a la hidrometeorología, la COMIP publica en su página web (www.comip.org.ar) información  sobre los niveles del río Paraná e Iguazú en las estaciones Andresito, Corpus, Libertad y R11. Todas disponen de la cota topográfica del cero de la escala y para Andresito, R11 y Libertad, la ecuación de aforos (Q=f(h)). Además, COMIP opera, en tiempo real, las estaciones de adquisición y transmisión satelital de datos instaladas en Puerto Mineral (sobre el río Paraná a la altura del km 1.664) y en Puerto Macuco (sobre el río Iguazú) elaborando un informe semanal del comportamiento hidrometeorológico del río y las precipitaciones climáticas y ofreciendo el estado del clima en tiempo real, de Argentina y Paraguay, en el tramo de su interés. Asimismo, difunde datos del Instituto Nacional del Agua y del Servicio Meteorológico Nacional, para realizar un escenario climático sobre precipitaciones.

Respecto de la Calidad de Agua, se llevan adelante distintas iniciativas buscando determinar el estado del río:

  • En el marco del Proyecto Multipropósito Corpus, se generó durante el período 1982 – 1990 una base de datos histórica. Se monitorearon quince estaciones ubicadas en el tramo aguas arriba de la Represa Yacyretá, analizándose alrededor de cuarenta y dos parámetros entre ellos metales, físico – químicos y bacteriológicos.
  • En el año 2015, se definieron seis estaciones de calidad de agua en el tramo aguas arriba de la Represa Yacyretá, en vinculación con la UNaM, con el objetivo de monitorear la calidad del agua del río Paraná en aquellos sitios que se encuentran bajo la influencia de la actividad agrícola e industrial. Así se monitorean, de forma ininterrumpida hasta el día de la fecha y sobre ambas márgenes, parámetros físico – químicos, metales pesados y compuestos orgánicos.
  • En el año 2018, se incorporó una nueva estación en Puerto Iguazú, a fin de conocer la calidad del agua en el ingreso del Sistema Trifinio – Confluencia (confluencia del río Paraná con el río Paraguay). Así, se definieron siete estaciones aguas arriba de Yacyretá.
  • También en el año 2018, se inició un trabajo exploratorio, en el tramo ubicado aguas abajo de Yacyretá, a fin de definir nuevas estaciones de muestreo de calidad de agua. Este trabajo de duración anual, en el que se monitorearon once sitios, permitió definir dos nuevas estaciones de muestreo ampliando, de esta manera, el área de influencia. Una de ellas se encuentra ubicada a la salida del Sistema Trifinio – Confluencia monitoreándose parámetros biológicos y físico – químicos y metales pesados, entre otros.

NAVEGACIÓN

El Tramo Compartido del río tiene una extensión de 687 kilómetros. En esta vía navegable, el desplazamiento de cargas permite el transporte de gran volumen a bajo costo, el tránsito de embarcaciones de disímiles características, la economización de combustible y, por consecuencia, un menor impacto ambiental.

La dinámica particular del cauce principal hace que el lecho se modifique continuamente. De acuerdo a la instalación de bancos de depósitos nuevos, la corriente fluvial experimenta variaciones y procesos de erosión. Esto requiere el seguimiento de la evolución mediante mediciones y estudios que son llevados a cabo por la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP, Paraguay) y la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante (SPVNyMM, Argentina) bajo coordinación de la COMIP, cómo así la permanente reubicación de señales.

El sostenido crecimiento del transporte de carga en Paraguay y su consecuente desarrollo en materia fluvial exigen actualmente un plan de mejoras y un mantenimiento de la vía navegable compartida. En este marco  el  25 de Junio de 2019, en la ciudad de Encarnación, se creó el  Grupo de Trabajo para la Navegación que, instituido como “Grupo Encarnación”, persigue dos objetivos: la mejora de la navegación del tramo compartido del río Paraná y la promoción de la vía navegable.

La articulación público – privada, expresada como método para el abordaje de los distintos temas de atención de este grupo de trabajo, determinó una agenda entre las que, el análisis de las necesidades para la mejora de la vía navegable del subtramo Yacyretá – Confluencia resultaba una prioridad. En este sentido, representantes del sector privado (naviero, portuario, técnicos) y sector público (autoridades portuarias y de navegación, autoridades provinciales de la región, técnicos) de ambas márgenes, en distintos encuentros de trabajo, analizaron y acordaron un plan de abordaje. En Octubre de ese año se dio inicio a los primeros estudios de la vía que consistieron en relevamientos morfológicos del río, batimetrías, mediciones de ancho y profundidades del canal, relevamiento de señalizaciones, etc. Esa información sirvió de insumo para la actualización de la traza, la determinación de las prioridades y la propuesta de una primera etapa de dragado de pasos urgentes, situación que se convalidó mediante la firma de un acuerdo operativo entre ambas cancillerías, ratificado mediante Notas Reversales el pasado 13 de Noviembre de 2019. Es así que Enero de 2020 marcó el inicio del dragado de los pasos Vizcaíno Inferior y Vizcaíno Superior, continuando por San Pablo Inferior y San Pablo Superior, Carpinchero, Entre Ríos, Santa Isabel, Loro Cuarto, Cementerio y Zangara. Esta primer etapa de dragado de pasos urgentes actualmente se ve complementada con trabajos de remoción de rocas en los pasos con suelos duros; situación que se determinó posteriormente a los estudios geotectónicos y ambientales correspondientes.

Periódicamente el Grupo de Trabajo Encarnación, realiza el seguimiento de las obras, fiscalizaciones, control ambiental y distintos estudios sobre la vía navegable. Actualmente se encuentran presentados – y en distintas instancias de trámite ante las autoridades de puertos y vías navegables de ambos países – los siguientes proyectos:

  • Continuidad del dragado de paso críticos.
  • Señalización y Balizamiento del Subtramo Yacyretá – Confluencia.
  • Zonas de espera para esclusado de convoyes en Yacyretá (muelles Norte y Sur).

ESTUDIOS Y PROYECTOS

En 1971, se suscribe el Convenio para Estudios del Aprovechamiento de los Recursos del Río Paraná, aprobado por la Ley N° 270 en la República del Paraguay y por Ley N°19.307 en la República Argentina. El Artículo 1° de dicho Convenio, hace referencia a que la COMIP tiene por objeto “el estudio y evaluación de las posibilidades técnicas y económicas del aprovechamiento de los recursos del río Paraná en el tramo limítrofe entre los dos países”.

A partir de estas directivas, la Comisión desarrolló dos estudios de proyectos multipropósito en distintos emplazamientos del río:

  • Con Corpus Christi, los distintos estudios y actualizaciones describen características ambientales aceptables y los beneficios para la navegación, el turismo y el crecimiento. Lo mismo para Pindo – í.

El caso de Corpus es una iniciativa que, dados los actuales condicionamientos normativos de la provincia de Misiones, se encuentra a la espera de definiciones políticas.

  • Con Itatí – Itá Corá, se ha modificado la concepción del planteo de una obra de estas características, buscando conocer primero las características del ambiente y de la zona y, en función de estos resultados, definir condiciones, alcances y posibilidades.

Todos estos estudios, en los últimos años, se han realizado estructurando un equipo profesional con la base de los funcionarios de la Comisión y la contratación de expertos en busca de investigar el medio físico, natural y social.

Nota: Esta nota describe, casi a mano alzada, los 50 años de la Comisión Mixta Argentino – Paraguaya del río Paraná (COMIP); no obstante – seguramente – quedaron muchas iniciativas en el tintero. Hemos buscado resumir, en cuatro ítems centrales, la actividad que se desarrolla la COMIP… Cuya premisa es: “Siempre, a favor del río”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí