ARGENTINA SERA ESTADO PARTE DEL ANEXO VI DEL CONVENIO MARPOL

Autor: Lic. Carlos de Arrascaeta

La República Argentina comienza a transitar su camino formal para ser Estado Parte del Anexo VI del Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques (Convenio MARPOL) que refiere a la Prevención de la Contaminación Atmosférica de los Buques.

El pasado 8 de Junio se entregó y depositó la Adhesión al mismo por parte del Embajador Argentino ante el Reino Unido, Javier Figueroa, quien presentó dicha adhesión ante Kitack Lim, Secretario General de la Organización Marítima Internacional (OMI).

Es así que, a partir del 8 de Setiembre de 2021, la República Argentina será parte formal del Anexo VI y, en consecuencia, deberá preparar a los Oficiales de la Autoridad Marítima; es decir de la Prefectura Naval Argentina (PNA). Además, con dicha adhesión, la normativa pasa a aplicarse al 96,65% del tonelaje de la marina mercante mundial.

Kitack Lim, Secretario General de la Organización Marítima Internacional (OMI), celebró dicha ratificación expresándose de la siguiente forma: «…Las reglas del Anexo VI limitan los contaminantes atmosféricos del transporte marítimo y mejoran la eficiencia energética, contribuyendo a combatir el cambio climático al reducir las emisiones de CO2 del sector. Me complace que ahora tengamos 100 Estados contratantes y animo a otros que aún no lo han hecho a que se adhieran a este importante tratado…»

Señaló, asimismo, que aunque la mayoría de los buques por su arqueo ya están cubiertos, todos los Estados, incluidos los Estados ribereños, podrían beneficiarse de convertirse en Parte Signataria ya que así podrán ejercer el control del Estado Rector del Puerto sobre los buques que enarbolan cualquier pabellón.

Y allí radica fundamentalmente el gran problema de estos compromisos.

Los Oficiales Supervisores por el Estado Rector del Puerto (ERP) deberán ser capacitados, altamente capacitados en un tema de extrema complejidad ya que es bueno recordar que un ERP puede realizar una “Inspección General” pero, si hay claros indicios, pueden llegarse a una “Inspección más Detallada” que puede finalizar con la detención del buque.

Y esto nos debe llamar a reflexionar sobre el verdadero alcance de las Supervisiones por el Estado Rector del Puerto donde, en muchos países, se delega dicha función a Oficiales jóvenes que van tomando experiencia en las mismas inspecciones mientras que los más experientes no suelen hacerla porque son “Inspectores por la Bandera”. La razón es sencilla: las Inspecciones “OSERP” son gratis mientras que las otras se cobran…

…Pero ese será tema para otra edición del Boletín Informativo Marítimo.

Argentina tiene un gran camino por recorrer aún y no será sencillo

En el Anexo VI se establecen los límites de las emisiones de óxidos de azufre (SOx) y óxidos de nitrógeno (NOx) de los escapes de los buques y se prohíben las emisiones deliberadas de sustancias que agotan el ozono; para las zonas de control de emisiones designadas se establecen normas más estrictas en relación con la emisión de SOx, NOx y materias particuladas.

En el Capítulo 4, adoptado en 2011, se establecen medidas técnicas y operacionales obligatorias de eficiencia energética, encaminadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de los buques.

Varias preguntas nos han realizado desde que se publicó esta noticia en el seno de la Organización Marítima Internacional (OMI) y las queremos compartir:

  • ¿Está preparada Argentina para dar cumplimiento a esta norma internacional?
  • ¿Está preparado el personal para exigir el cumplimiento?
  • ¿Cómo se implementará efectivamente?
  • ¿Se encuentra la marina mercante argentina preparada para este Anexo VI?
  • ¿Cómo se actuará con los buques de tercera bandera?
  • ¿Cómo se implementará con los buques de tercera bandera fluvial, en particular con la HPP?

Hay mucho camino por recorrer…

Cuando estudiamos Derecho Marítimo se nos enseñó que las normas jurídicas lo que hacen es “plasmar la realidad” y que de “nada sirve una norma que no se cumple” y que, cuando esto no sucede, “se cambia la norma o se la deroga”. Una norma no puede ser aprobada para luego no cumplirla, porque carece de sentido y se aleja de su objetivo.

Habría que pensar si realmente Argentina, al ser parte del Anexo VI del Convenio MARPOL, podrá cumplirlo o si sólo será algo coloquial para un buen cuadro de foto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí