22 DE MARZO: DÍA MUNDIAL DEL AGUA

El pasado 22 de Marzo se celebró el Día Mundial del Agua para recordar la relevancia de este líquido esencial y tuvo por objetivo concienciar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarla de manera que alcancemos el Objetivo de Desarrollo Sostenible N° 6: Agua y Saneamiento para todos antes de 2030. En efecto, a pesar de que todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad, casi 3.000 millones de personas viven sin acceso a agua potable.

La idea de celebrar ese día se remonta al año 1992 en el que tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro y en la que emanó la propuesta. Ese mismo año, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución por la que el 22 de Marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, siendo 1993 el primer año de celebración.

A esta celebración del Día se añadirían posteriormente eventos anuales específicos en torno al agua  e incluso decenios de acción (como es el caso del actual Decenio «Agua para el Desarrollo Sostenible», 2018 – 2028). Todo ello reafirma que las medidas hídricas y de saneamiento son clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental.

VALOREMOS EL AGUA

Hoy en día, el agua está muy amenazada por el crecimiento de la población, las crecientes demandas de la agricultura, la industria y el empeoramiento de los impactos del cambio climático.
Mientras las sociedades equilibran las demandas de recursos hídricos, los intereses de muchas personas no se tienen en cuenta.
Este año el Día Mundial del Agua trata de lo que significa el agua para las personas, su verdadero valor y cómo podemos proteger mejor este recurso vital.
La forma en que valoramos el agua determina cómo se gestiona y se comparte. El valor del agua es mucho más que su precio: el agua tiene un valor enorme y complejo para nuestros hogares, la cultura, la salud, la educación, la economía y la integridad de nuestro entorno natural. Si pasamos por alto alguno de estos valores, corremos el riesgo de gestionar mal este recurso finito e insustituible.

MENSAJE DEL SECRETARIO GENERAL DE LA ORGANIZACIÓN DE NACIONES UNIDAS

El Día Mundial del Agua de este año, que tiene por lema “Valoremos el agua”, nos invita a preguntarnos: ¿qué significa el agua para mí?

El agua tiene un valor profundo y complejo. No hay aspecto del desarrollo sostenible que no dependa fundamentalmente de ella.

Para mí, el agua es sinónimo de protección. Un ciclo del agua bien gestionado, que englobe el agua potable, el saneamiento, la higiene, las aguas residuales, la gobernanza transfronteriza, el medio ambiente y otros aspectos, significa una defensa contra la enfermedad y la indignidad y una respuesta a los desafíos que plantean un clima cambiante y la creciente demanda en todo el planeta.

En este Día Mundial del Agua queremos recabar y comprender el mayor número posible de puntos de vista, de forma que los responsables de la toma de decisiones estén mejor informados y equipados para salvaguardar este derecho humano para todas las personas y todos los fines.

A día de hoy, y de seguir al ritmo actual, no podemos garantizar que, de aquí a 2030, todo el mundo tenga acceso al agua y el saneamiento, como se establece en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6. Aun cuando se han registrado progresos, sería necesario cuadruplicar los avances actuales para lograr el acceso universal al agua.

La ya crónica falta de inversión en agua y saneamiento perjudica a una cantidad ingente de personas. Esto es inaceptable.

La declaración conjunta firmada por unos 160 países durante la reunión de alto nivel de las Naciones Unidas sobre el agua, celebrada el 18 de marzo, es para mí motivo de aliento. A través de ella se ha demostrado el fuerte compromiso con la promoción de todos los aspectos relacionados con el agua de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“En este Día Mundial del Agua, comprometámonos a intensificar los esfuerzos para valorar de verdad el agua, de modo que todos podamos tener un acceso equitativo a tan preciado recurso”
António Guterres, Secretario General de La Organización De Naciones Unidas

AGUA PARA FRENAR EL CORONAVIRUS

Si bien lavarse las manos es esencial para contener la propagación de COVID–19 y muchas otras enfermedades infecciosas, casi 3.000 mil millones de personas en el mundo no tienen cómo lavarse las manos contra el coronavirus. Si tú tienes acceso a agua de calidad y jabón, sigue los pasos y únete a la campaña #ManosLimpias (#SafeHands en inglés).

¡POR TU COMUNIDAD Y POR TI! LÁVATE LAS MANOS REGULARMENTE CON AGUA Y JABÓN O UN DESINFECTANTE A BASE DE ALCOHOL.

Fuente: https://www.un.org/es/observances/water-day

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí